Vasta investigación tras fallido atentado en vuelo entre Amsterdam y Detroit

El fallido atentado de un joven nigeriano a bordo de un avión estadounidense que cubría la ruta entre Amsterdam y Detroit desató una vasta investigación internacional este sábado y obligó a los principales aeropuertos del mundo a reforzar su seguridad.

El fallido atentado de un joven nigeriano a bordo de un avión estadounidense que cubría la ruta entre Amsterdam y Detroit desató una vasta investigación internacional este sábado y obligó a los principales aeropuertos del mundo a reforzar su seguridad.Un día después del atentado frustrado en un Airbus A330 de la empresa Northwest Airlines con 278 personas a bordo, aumentaban las interrogantes sobre cómo el sospechoso, identificado como Abdul Faruk Abdulmutallab, un nigeriano de 23 años, pudo pasar los controles de seguridad con un artefacto incendiario.El agresor intentó el viernes activar un dispositivo con explosivos, antes de ser controlado por varios pasajeros. Una vez bajo arresto el joven confesó que mezcló una jeringa llena de químicos con pólvora adherida a su pierna, de acuerdo a declaraciones de altos funcionarios a la prensa estadounidense.También dijo que estaría vinculado a la red al-Qaida y que había obtenido el explosivo en Yemen, aunque las autoridades pidieron cautela y estimaron que pudo actuar solo.El incidente ocurrido el viernes causó heridas leves a algunas personas, en tanto el autor del fallido atentado recibió quemaduras de segundo grado.Responsables de la Casa Blanca y legisladores estadounidenses confirmaron que el incidente fue un ataque terrorista, y el presidente Barack Obama ordenó que se estrecharan los protocolos de seguridad en los aeropuertos."Los pasajeros internacionales que viajan a Estados Unidos tendrán que pasar por controles adicionales", indicó la secretaria de Seguridad Interior Janet Napolitano e invitó a pasajeros "tanto de vuelos domésticos como internacionales a prever más tiempo en oficinas de registro y depósito de maletas".El ataque se produjo unos 20 minutos antes de las 12H00 (18H00 GMT) del viernes cuando el vuelo 253 se disponía a aterrizar en Detroit tras un viaje de nueve horas, según testimonios de los pasajeros citados por la prensa local.Los pasajeros contaron que lograron reducir rápidamente al sospechoso luego de ver fuego en el aparato."Hubo un estallido y todo el mundo se quedó un poco sorprendido", dijo uno de ellos, Syed Jafry, a la cadena de televisión CNN. "Luego de unos segundos se vio una luz, como la que producen las llamas, y luego vimos fuego. Muchos pasajeros acudieron con agua, una frazada o un extintor"."Había un joven detrás mío, como tres o cuatro asientos, que se encargó bastante bien del sospechoso", agregó Jafry.Aparentemente el joven parece ser el holandés Joseph Schuringa, que dijo a la CNN que saltó hacia el atacante y "le quité el objeto, traté de apagar el fuego con mis manos y lo arrojé lejos".En Washington, el legislador Bennie Thompson, presidente de la Comisión de Seguridad Interior de la Cámara de Representantes, dijo que "estamos para siempre en deuda con los heroicos pasajeros y tripulantes que dominaron al sospechoso".Según la CNN que citó Funcionarios, el hombre figuraba en una lista de personas a vigilar, pero no se lo consideraba activo, por lo cual se le permitía abordar un vuelo hacia Estados Unidos.El University College de Londres (UCL) confirmó el sábado que un estudiante llamado Abdul Faruk Abdulmutallab hizo estudios de ingeniería mecánica allí entre 2005 y 2008.La policía británica salió a rastrillar, entre otros sitios, un edificio donde el sospechoso habría residido en un elegante barrio de Londres."La seguridad del público siempre tiene que ser nuestra principal preocupación. Henos trabajado en estrecha relación con las autoridades estadounidenses que investigan el incidente desde que ocurrió", señaló en un comunicado el primer ministro británico, Gordon Brown.Las autoridades nigerianas anunciaron en tanto haber abierto una investigación, sobre todo "para verificar la identidad del sospechoso y sus motivaciones", y prometieron su plena cooperación. Un conocido ex banquero local, Umaru Mutallab, dijo a la AFP que es el padre del sospechoso y que viajaba a Abuja por pedido de las autoridades.La seguridad a bordo de los aviones estadounidenses fue reforzada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, lo que sin embargo no ha impedido nuevos intentos de ataques.

Más noticias

0 Comentarios