Uruguay elige Parlamento y presidente con la izquierda como favorita

Los uruguayos votaban este domingo para renovar el Parlamento y elegir presidente, con la izquierda como favorita en ambas pugnas, aunque el duelo por la jefatura de Estado entre el ex guerrillero José Mujica y el liberal Luis Lacalle podría necesitar una segunda vuelta.

Los uruguayos votaban este domingo para renovar el Parlamento y elegir presidente, con la izquierda como favorita en ambas pugnas, aunque el duelo por la jefatura de Estado entre el ex guerrillero José Mujica y el liberal Luis Lacalle podría necesitar una segunda vuelta.Además, los uruguayos se pronunciarán en dos plebiscitos: por la anulación de la Ley de Caducidad, que impidió que se pudiera juzgar a todos los responsables de crímenes durante la dictadura militar (1973-1985), y por la instauración del voto por correspondencia desde el extranjero.Las mesas abrieron puntualmente a las 08H00 (10H00 GMT) y cerrarán a las 19H30 (21H00 GMT), aunque puede haber prórrogas en aquellas donde a la hora de cierre aún haya gente por sufragar, en un país donde el voto es obligatorio."Hay un nivel altísimo de participación en todo el país, entre el 38% y el 40%" a las 14H00 locales, dijo a AFP Edgardo Martínez Zimarioff, ministro de la Corte Electoral, quien agregó que "hubo algunos contratiempos que fueron subsanados", como la demora de la integración de algunas mesas o problemas para abrir circuitos ante crecidas de ríos por una tormenta en el norte del país.Si los 2.563.397 electores no otorgan más del 50% de los votos a un candidato a la presidencia, se acudirá a una segunda vuelta el 29 de noviembre.Asimismo, se requiere más del 50% de los sufragios para que se aprueben las dos reformas constitucionales.Además de Mujica, candidato de la coalición oficialista de izquierda Frente Amplio, y Lacalle, del Partido Nacional (centro-derecha) y presidente uruguayo entre 1990 y 1995, se postulan Pedro Bordaberry, hijo del ex dictador Juan María Bordaberry (1973-1976), por el Partido Colorado (centro-derecha); Pablo Mieres por el Partido Independiente (centroi-zquierda), y Raúl Rodríguez por Asamblea Popular (izquierda).Las encuestas atribuyen a Mujica entre 48% y 50% de los votos y a Lacalle entre 30% y 32%. En tanto, Bordaberry recibe entre 14% y 16%; Mieres entre 2,5 y 4%, y la Asamblea Popular junto con votos nulos y en blanco reciben entre 2,5% y 3%.Pese a que estos números auguran una victoria del Frente Amplio, los encuestadores advirtieron que hay un margen de error que ronda el 3% y que no se pueden descartar otros escenarios. Mujica votó apenas 10 minutos después de que abrieran las mesas en un centro electoral del oeste de Montevideo, cerca de su granja, donde permanecerá hasta que se traslade en la tarde a la sede de su campaña instalada en un hotel céntrico."Espero que este día sea como siempre una jornada cívica y que los uruguayos decidan lo que corresponda", dijo el ex guerrillero después de votar. "Mañana el país continúa y estamos todos en el mismo barco", terminó.Mujica, uno de los fundadores de la guerrilla tupamara en los años 60, fue recibido con vítores de "Vamos Pepe" en el estrecho centro de votación donde se agolpaba un centenar de fotógrafos y simpatizantes, que blandían emocionados banderas 'frentamplistas'."Me identifico mucho con la manera de hablar de él, le habla al pueblo, yo lo entiendo", dijo María Morales (45 años), quien trabaja como mucama en un hotel. Durante la dictadura "él luchó porque tengamos lo que tenemos hoy", agregó, mientras hacía la cola para votar.Sin embargo, Raquel Rodríguez, jubilada judicial y votante de Bordaberry, dijo que "espero que (Mujica) no gane, porque no voto a sediciosos, ladrones y asesinos (...). Quieren cambiar a Uruguay y volverlo un país comunista, socialista".En tanto, Lacalle, que vota por la tarde, dio por sentado que habrá segunda vuelta y confesó que "no puedo evitar sentir mariposas en el estómago"."Tengo la serenidad de haber hecho lo posible y ahora estoy en manos de la gente que va a tomar un pedacito de poder y se lo dará a quien elija", agregó.Los uruguayos deben además pronunciarse para instaurar el "voto epistolar" y ahorrar el viaje a quienes viven en el exterior y que ahora no pueden votar ni por correo ni en los consulados de los países en que residen.Por ejemplo, de los 300.000 uruguayos que viven en Argentina hay unos 40.000 habilitados para votar, buena parte de los cuales viajaron para participar en la elección.Uruguay, de 3,24 millones de habitantes, tiene una diáspora de unos 500.000 emigrantes, según el Instituto Nacional de Estadística.

Más noticias

0 Comentarios