Unidos para slavar la vida de Maribel

La peruana de 35 años necesita un trasplante de pulmón. Grupos del área están recaudando fondos.

Abrazados en el cuarto del Speciality Hospital of Washington DC, Lorenzo Camergo y Maribel Pérez-Vargas recuerdan el día que se conocieron, en el barrio El Augustino, en Lima,Perú. Los dos tenían 16 años. “Yo estaba con unas amigas y habíamos ido a ver a los chicos jugar fútbol”, sonrió Maribel.

Tres años después, se prometieron amor “hasta que la muerte los separe”. Y hoy, a 19 años del primer encuentro, la pareja vive segundo a segundo esa promesa. Maribel lleva siete meses hospitalizada y depende de una máquina conectada a su tráquea para respirar. “Si me la quitan, muero”, dijo el martes 28 en el hospital.

La madre de 35 años fue diagnosticada en 2006 con un mal terminal: fibrosis quística pulmonar. Y desde entonces con la tenacidad y fortaleza —“que me nace por mi fe en Dios”, dice— lucha por su vida, conectada al tanque de oxígeno. En Washington, la han desahuciado, pero ella se aferra a una luz de esperanza, un trasplante de pulmón.

El doctor Mark Gladwin, quien dirige la sección de enfermedades pulmonares de la Universidad de Pittsburgh, está listo para hacerle una segunda evaluación y determinar si es o no candidata para un trasplante.

Pero esta posibilidad depende de una suma cuantiosa. El costo aproximado de un trasplante y de los cuidados postoperatorios equivalen a cerca de $350.000. Por lo que el Consulado de Perú, unido al grupo benéfico Marcelino Pan y Vino (MAPAVI) y otras instituciones han lanzado una campaña de recaudación de fondos.


En el mejor de los casos, la mayor parte del costo podría ser cubierto por el seguro particular que posee Maribel, Kaiser Permanente. “Pero la compañía aseguradora ha dicho que si Maribel se traslada a Pittsburgh no podrán correr con los gastos porque el hospital está fuera de la red de cobertura”, explicó el cónsul general de Perú en Washington, Fernando Quirós.

La familia está apelando la decisión de Kaiser, enviando una serie de cartas del doctor Gladwin; el padre Eugenio Hoyos, de MAPAVI; el cónsul Quirós, la Asociación de Médicos Peruanos, padres de familia y decenas de personas que se han unido a la causa por salvar a Maribel.

De ser cubierta por el seguro, Maribel aún necesitaría realizar parte de los gastos que equivalen a $80.000.

La voz firme de esta mujer se quebranta cuando habla de sus hijos Diana de 11 años y Jason, de 9. “Ellos y mi esposo me inspiran a luchar”, afirma.

Mientras, Lorenzo hace de padre y madre, y no se resigna a vivir sin Maribel. “Ella es increíble”, dijo entre lágrimas.

Hay una cuenta a nombre de MAPAVI-Maribel Pérez en el Chevy Chase Bank, número: 0954382064. El teléfono de Lorenzo es  703 -899-1082 

OTROS ARTÍCULOS:

    * Mujer pide ayuda a la comunidad para salvar su vida, Washington Hispanic, 5/1/2009

    * Piden ayuda para salvar a madre con cáncer pulmonar, El Pregonero, 4/30/2009

Para leer más del Padre Hoyos visita su blog externo.

Más noticias

0 Comentarios