Unasur analiza tensión que plantea riesgo bélico entre Colombia y Venezuela

La Unasur discutía el viernes en Quito garantías de seguridad regional frente a un acuerdo militar entre Estados Unidos y Colombia, en un ambiente tenso por las advertencias sobre un conflicto bélico entre Bogotá y Venezuela.

La Unasur discutía el viernes en Quito garantías de seguridad regional frente a un acuerdo militar entre Estados Unidos y Colombia, en un ambiente tenso por las advertencias sobre un conflicto bélico entre Bogotá y Venezuela.El encuentro de ministros de Defensa y Relaciones Exteriores de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) fue inaugurado por el canciller ecuatoriano, Fander Falconí, cuyo país ejerce la secretaría pro témpore del grupo."Estamos seguros de que esta reunión va a ser fructífera, que va a nacer un hito esperanzador", dijo Falconí.Su optimismo fue secundado por el canciller brasileño, Celso Amorim, quien adelantó que los gobiernos habían logrado avances sobre las garantías por parte de Colombia."Creo que hubo avances sobre todo en una cuestión que nos preocupaba mucho, que eran las garantías formales", señaló Amorim antes de abandonar la reunión para viajar a Portugal a la Cumbre Iberoamericana."Es un avance en relación con lo que teníamos antes", destacó.Amorim indicó que la Unasur analiza una carta de su homólogo de Colombia, Jaime Bermúdez, quien no asistió al encuentro al igual que el ministro de Defensa de ese país, Gabriel Silva.En la misiva, Bogotá afirma que la publicación previa del convenio y la mención que incluye sobre el "respeto a la integridad" y la "no intervención en los asuntos internos" de terceros Estados, son "garantías adicionales" que deben ser correspondidas por los demás países revelando sus tratados militares. Pero una nota de prensa del ministerio ecuatoriano de Defensa señaló que el titular de esa cartera, Javier Ponce, planteó que la declaración final "condene las bases extranjeras en la región", generando el rechazo de Colombia.La reunión comenzó con críticas a la decisión de Bogotá de no enviar a sus ministros y delegar a una comisión técnica.Es "un vacío inexplicable, un error gigantesco, un desprecio por Unasur", denunció el canciller venezolano, Nicolás Maduro, ante periodistas."Que se acaben las bases militares extranjeras en nuestro territorio, tenemos que exigirlo", agregó, aludiendo a los siete destacamentos que Colombia puso a disposición de Estados Unidos dentro de un convenio contra el narcotráfico y las guerrillas izquierdistas.Bogotá adujo el jueves en un comunicado que "la actitud y reciente escalada de agravios que ha recibido (...) no permiten prever que las discusiones que se lleven a cabo en la reunión (...) se desarrollen en un tono de respeto, objetividad y equilibrio temático"."No podemos dedicar energías, recursos y gente a unas veleidades internacionales creadas por una retórica inaceptable", complementó el ministro Silva este viernes.La tensión entre Colombia y Venezuela escaló tras la firma del acuerdo militar al punto que el presidente Hugo Chávez llamó a los militares y al pueblo venezolano a "prepararse para la guerra", aunque negó estar propiciando un conflicto armado con su vecino.Bogotá denunció ante el Consejo de Seguridad de la ONU esas "amenazas" de "usar la fuerza" en su contra, y este viernes admitió que por primera vez en décadas piensa cómo encarar tal riesgo."Por primera vez en décadas al ministro de Defensa le toca pensar cómo enfrentar, cómo prepararse para una situación de amenaza externa", declaró Silva, aclarando que su país quiere "evitar una confrontación".Colombia mantiene al Ejército en máxima alerta en la frontera de 2.200 km, donde en el último mes fueron asesinados ocho colombianos y dos militares venezolanos.Chávez sostiene que el acuerdo configura una plataforma de ataque a Venezuela por parte de Estados Unidos -al que culpa del golpe de Estado que sufrió en 2002- y una estrategia para recuperar su hegemonía en la región.

Más noticias

0 Comentarios