Últimos preparativos para celebrar los 20 años de la caída del Muro de Berlín

Berlín culminaba en este fin de semana los preparativos para celebrar el lunes los 20 años de la caída del Muro, un acontecimiento que ha provocado interés en todo el mundo y que ya ha puesto en movimiento a multitudes.

Berlín culminaba en este fin de semana los preparativos para celebrar el lunes los 20 años de la caída del Muro, un acontecimiento que ha provocado interés en todo el mundo y que ya ha puesto en movimiento a multitudes.Desde el sábado, cientos de personas se habían dado cita en un ambiente festivo para admirar el millar de dominós gigantes fabricados en polyestireno e instalados en el centro de la capital alemana a lo largo del trazado del Muro que dividió la ciudad entre 1961 y 1989.Alineados sobre 1,5 km y sobre todo frente a los edificios más simbólicos de Berlín, como la Puerta de Brandeburgo y el Reichstag, los dominós coloreados de 2,5 metros de altura, todos decorados con motivos diferentes, deben desplomarse el lunes de noche para simbolizar el derrumbe del Muro."El 9 de noviembre de 1989 es el más bello de la historia reciente de Alemania", comentó el sábado la canciller Angela Merkela en su mensaje por vídeo semanal."Ese día cambió la vida de mucha gente, y también la mía", agregó la dirigente conservadora, que creció en la RDA y entró en política luego de la caída de la Cortina de Hierro.En la noche del 9 de noviembre de 1989, el mundo asistió incrédulo al espectáculo de miles de alemanes del Este alborozados que se abrazaban con sus compatriotas del oeste, después de la inesperada apertura de los puestos fronterizos decidida por la RDA bajo presión popular.El lunes en la tarde, la canciller se dirigirá al puente de la Bornholmer Strasse, uno de los primeros puestos fronterizos abiertos hace 20 años y al cual la gente se dirigió en masa."Me uní a esa corriente de gente, y con muchos otros, gocé de ese día increíble", relató Angela Merkel en su portal internet. La canciller hará el lunes el mismo recorrido con otros testigos anónimos que participaron en los acontecimientos.En la noche, las festividades culminarán con una fiesta diplomático-popular en la Porte de Brandeburgo, emblema de ciudad y de la antigua separación entre el Oeste y el Este.Cada país de la Unión Europea, que se amplió a 27 miembros después de la desparición de la cortina de hierro, estará representado. Las consultas diplomáticas deben referirse en particular a la atribución de cargos en las nuevas instituciones que se dio la UE con el tratado de Lisboa que entra en vigencia a fin de año.Los dirigentes de las cuatro potencias que ocupaban la ciudad también se darán cita en la capital alemana: el primer ministro británico Gordon Brown, los presidentes francés Nicolas Sarkozy y ruso Dimitri Medvedev, y la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton.Entre los invitados de mayor renombre figuran el último presidente soviético Mijail Gorbachov y el ex líder del sindicato Solidaridad y ex presidente polaco Lech Walesa. La fiesta comenzará a 18H00 GMT con un concierto al aire libre de la orquesta de la Staatsoper de Berlín, bajo la dirección del maestro argentino-israelí Daniel Barenboim.Luego, dirigentes alemanes y extranjeros pronunciarán discursos, antes de que los cientos de dominós gigantes comiencen a caer, probablemente luego del empujón inicial de Lech Walesa.También están programados fuegos artificiales y música, así como una cadena humana de miles de alemanes y extranjeros a lo largo del trazado del Muro.La municipalidad espera unas 100.000 personas para las fiestas nocturnas, "si el tiempo lo permite". Sin embargo, luego de un fin de semana soleado, se prevé lluvia el lunes. De todas maneras, los hoteles con turistas y periodistas llegados del mundo entero estaban llenos.

Más noticias

0 Comentarios