UE celebra cumbre marcada por ayuda a países pobres contra cambio climático

Los líderes de la UE abren este jueves una cumbre en Bruselas con el objetivo de anunciar una primera ayuda económica a los países pobres para combatir el cambio climático, confiando en que su gesto sirva de ejemplo al resto de potencias que negocian un acuerdo en Copenhague.

Los líderes de la UE abren este jueves una cumbre en Bruselas con el objetivo de anunciar una primera ayuda económica a los países pobres para combatir el cambio climático, confiando en que su gesto sirva de ejemplo al resto de potencias que negocian un acuerdo en Copenhague.La crisis económica y la penuria que atraviesan las arcas públicas de los Estados de la Unión Europea (UE) harán no obstante difícil arrancar compromisos cuantiosos en esta cumbre de dos días, la última antes de que la presidencia semestral del bloque pase de manos de Suecia a España el próximo 1 de enero.Mientras se estima que los países pobres necesitan hasta 21.000 millones de euros (30.000 millones dólares) para los próximos tres años, un monto destinado tanto a luchar contra el cambio climático como a adaptarse a sus efectos, la UE podría aportar casi un tercio, es decir, unos 6.000 millones de euros.La ayuda a las naciones menos desarrolladas, sin la que difícilmente un acuerdo contra el cambio climático resultaría creíble, es uno de los asuntos clave de la conferencia de la ONU en Copenhague que finalizará la próxima semana.Los países ricos y por ende los más contaminantes están llamados a responsabilizarse de esta ayuda llamada de desembolso inmediato, para el periodo 2010-2012. Para más adelante, se dejaría la creación de un fondo permanente mucho más cuantioso, abastecido con recursos públicos y privados.Pese a la convicción de algunos países de que un primer gesto de la UE alentaría a otras potencias como Estados Unidos y Japón a seguir el ejemplo, pocos Estados europeos han anunciado por ahora sus contribuciones. La presidencia sueca de la UE pretende alcanzar una cifra global de unos 2.000 millones de euros anuales, es decir, 6.000 millones de euros entre 2010-2012, según fuentes comunitarias.Pero la UE sólo cuenta de momento con los 765 millones de euros durante los próximos tres años que anunciaron los propios suecos, además de los 884 millones de euros para el mismo periodo anticipado por los británicos.Francia, Alemania o España avanzaron su disponibilidad a contribuir pero sin concretar cifras.Otro de los asuntos que estarán sobre la mesa será el debate sobre la posibilidad de que la UE eleve su objetivo de reducción de emisiones de dióxido de carbono para 2020, de 20 a 30%, con respecto a los niveles de 1990."Nuestros países deben ser tan ambiciosos como pretenden serlo", emplazó el primer ministro británico, Gordon Brown.Pero la presidencia sueca de la Unión ha dejado claro que esta decisión no debe tomarse mientras Estados Unidos no mejore antes sus propuestas."Juzgamos que los compromisos de Estados Unidos" de reducir un 17% sus emisiones en 2020 con respecto a 2005, "no son comparables a los de la UE", lamentó el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt.Para limitar el cambio climático a un aumento de 2 grados centígrados, los países desarrollados deberían reducir en 2020 sus emisiones de gases de efecto invernadero de 25 a 40% respecto a los niveles de 1990, según los científicos.Por ahora, las propuestas de estas naciones, incluida la de Estados Unidos, llegan a un promedio de 13,3%. Como mucho, alcanzarían el 17,8% a condición de que la UE eleve sus esfuerzos al 30%.

Más noticias

0 Comentarios