UE y Mercosur analizan en Lisboa reactivar sus negociaciones comerciales

La Unión Europea (UE) y los países del Mercosur mantienen esta semana en Lisboa una reunión para estudiar la posibilidad de reactivar sus negociaciones comerciales, que podrían cobrar un nuevo impulso durante la presidencia española del bloque a partir de enero.

La Unión Europea (UE) y los países del Mercosur mantienen esta semana en Lisboa una reunión para estudiar la posibilidad de reactivar sus negociaciones comerciales, que podrían cobrar un nuevo impulso durante la presidencia española del bloque a partir de enero."La idea es examinar si es posible retomar las negociaciones" para un acuerdo regional de libre comercio entre la UE y los integrantes del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay), declararon el jueves a la AFP fuentes diplomáticas en Bruselas.El portavoz de la delegación de la Comisión Europea en Lisboa, Manuel Romano, confirmó a la AFP la celebración de la cita a nivel técnico, de miércoles a viernes, mientras que el ejecutivo comunitario en Bruselas negó "disponer de información" al respecto.Las negociaciones, unas de las primeras que lanzó la Unión Europea en 1999 en vistas a firmar un acuerdo comercial bilateral, quedaron congeladas en 2004 al estar supeditadas a la conclusión de la ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial, estancada en la Organización Mundial del Comercio (OMC).Cinco años después, Bruselas ha suscrito tratados de libre comercio o está a punto de hacerlo con Corea del Sur, Colombia, Perú, y la región de América Central, por citar algunos ejemplos."La línea oficial de la UE es que la prioridad sigue siendo Doha", pero tampoco quiere quedarse atrás respecto a Estados Unidos y perder mercado en los países del Mercosur, señalaron a la AFP las fuentes diplomáticas.Por su parte, los cuatro países latinoamericanos, especialmente Brasil, "no vinculan" sus negociaciones con la UE al éxito de la ronda de Doha, que por ahora es como mínimo dudoso a corto plazo, dijeron las fuentes.Pese a admitir "la dificultad" de volver a la mesa de negociaciones, las mismas fuentes no descartaron que se llegue a algún compromiso al término de la reunión en Lisboa, como "una próxima celebración de una reunión política".El empeño del Mercosur en reanudar las tratativas encontrará un fuerte apoyo durante el primer semestre de 2010 en el seno de la Unión Europea, cuando España asuma la presidencia rotativa.La vicepresidenta del gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó el pasado agosto durante una visita a Brasil que uno de los objetivos de la presidencia española de la UE será firmar el acuerdo de libre comercio con el bloque sudamericano.España "quiere anunciar algo durante su presidencia, aunque concluir las negociaciones va a ser muy complicado", estimaron por su parte las fuentes.Pese a que no se trata de "empezar de cero", muchas de las propuestas sobre la mesa en 2004 quedaron desfasadas, como en lo referente a las cuotas de importación a la UE de productos agrícolas o derivados (azúcar, carne, etanol... ), donde el Mercosur "tiene mucho que ganar".Así, "Brasil exportó en 2008 más de dos millones de toneladas de etanol", el doble de lo que su delegación proponía hace cinco años, ilustraron las fuentes.Las exportaciones de autos europeos también plantean un escollo que incomoda sobre todo a Argentina, que trata de revigorizar su industria: Buenos Aires "tiene ahora una postura más conservadora" que sus colegas del Mercosur.Por este motivo, no se descarta que, manteniendo las negociaciones bloque a bloque, se fijen algunas excepciones para cada país, como ya hizo el Mercosur con Israel, indicaron.Según cifras de la Comisión Europea, los intercambios comerciales entre la UE y el Mercosur equivalen al que mantienen los europeos con el resto de América Latina.Los 27 conforman el segundo socio comercial de la región después de Estados Unidos, concentrando el 20% de los intercambios, mientras que el Mercosur es el octavo socio de la UE (3%), según cifras de 2007.

Más noticias

0 Comentarios