Tout Puissant Mazembe, un 'outsider' en el Mundial de Clubes de Abu Dabi

El Tout Puissant Mazembe congoleño, vencedor de la Liga de Campeones de África, llega por primera vez el Mundial de Clubes de fútbol de la FIFA en Abu Dabi considerado como 'outsider' pero representando al continente que organiza la próxima Copa del Mundo, Sudáfrica-2010.

El Tout Puissant Mazembe congoleño, vencedor de la Liga de Campeones de África, llega por primera vez el Mundial de Clubes de fútbol de la FIFA en Abu Dabi considerado como 'outsider' pero representando al continente que organiza la próxima Copa del Mundo, Sudáfrica-2010.Tras casi tres décadas fuera de escena en África, el club volvió al primer plano de la mano de su entrenador ítalo-francés Diego Garzitto en la última temporada, en la que ganó la Liga de Campeones."Tenemos la obligación de representar por todo lo alto a todos los demás países africanos", destacó el director técnico, de 59 años, la víspera del partido de "cuartos de final" ante el surcoreano Pohang Steelers, campeón de Asia.Respecto al partido ante un equipo que casi no conoce, salvo por tres videos que consultó, asegura que no "tiene complejos"."Estamos muy contentos de estar aquí. Hace sólo unos meses ni sabíamos que ganaríamos la Liga de Campeones. Hoy puedo decir con orgullo que la sorpresa entonces fue nuestra y esperamos volver a darla mañana (viernes)", explicó el mediocampista.El club congoleño, cuyo nombre completo es Tout Puissant Mazembe Englebert, por lo que también se le denominaba Englebert a secas, es un equipo de prosapia en su continente.Fue creado en el año 1939 por monjes benedictinos y en su palmarés destacan hacia fines de los años sesenta dos Copas de Campeones de África, dos subcampeonatos y más tarde, en 1980, una Copa Africana de Campeones. Por lo tanto en su historia disputó cinco finales continentales y ganó tres.Asimismo, constituyó el meollo del equipo nacional de Zaire que disputó la Copa del Mundo de Alemania-1974."En África hay buenos futbolistas, sólo falta la cultura del trabajo, lamentablemente. En nuestro club, ahora las condiciones de trabajo son buenas", destacó su técnico al hablar del fútbol africano."Llegamos aquí con casi todos los jugadores que ganaron la Liga de Campeones (salvo uno que sufrió un accidente de tráfico) y queremos demostrar que tenemos ganas y calidad. Queremos demostrarle a todo el mundo que con trabajo se puede lograr el éxito", apostilló.Garzitto echa cuentas de los goles de sus pupilos en la última temporada y no puede ocultar su satisfacción. En la primera Liga de Campeones, como se llama ahora el torneo, en 14 partidos anotaron 26 goles y encajaron sólo 11, mientras que en Liga congoleña en todo el campeonato superaron las 150 dianas.

Más noticias

0 Comentarios