Toma de decisiones financiera durante la crisis

Toma de decisiones financiera durante la crisis: los responsables financieros se toman más tiempo bajo presión, pero se centran en el corto plazo.

Toma de decisiones financiera durante la crisis Toma de decisiones financiera durante la crisis

Toma de decisiones financiera durante la crisis

Los responsables financieros de las principales compañías se toman su tiempo para conseguir decisiones correctamente equilibradas. Estaban bajo presión en ese momento: las decisiones importantes a menudo están relacionadas con la misma existencia de sus compañías, y los errores potenciales podrían tener un efecto abrumador. Las decisiones más importantes se centran principalmente a corto plazo.

Estos son los resultados de una nueva encuesta realizada en torno a la toma de decisiones, llevada a cabo por la revista Intelligence Unit of The Economist y encargada por ING Commercial Banking.

Fueron encuestados un total de 327 consejeros delegados y tesoreros de compañías europeas para estudiar el tipo de decisiones que confrontan a los responsables de la toma de decisiones durante la crisis económica, y cómo han sido gestionadas.

Debido a las altas apuestas implicadas, los responsables financieros necesitaron más tiempo para decidir frente a los tiempos con una mayor prosperidad económica. Los debates intensos y la apertura de las visiones contrarias caracterizaron el debate, y debido al aumento de sentido de urgencia, se consideró la toma de medidas extremas.

Soluciones a corto plazo a costa del largo plazo

La mayor parte de las decisiones tomadas durante la crisis se centraron en el corto plazo. Las más importantes giraron en torno a las medidas de reducción de costes, como la posposición de las inversiones.

"Muchas compañías han tomado medidas para liberar dinero durante este periodo", afirmó Annerie Vreugdenhil, responsable de los clientes empresariales de ING Commercial Banking. "Por ejemplo, hemos asumido la financiación de los deudores para diversas compañías. Esto ha servido para liberar liquidez, lo que les ha prevenido de la imposición demasiado cercana de sus pactos de banca. Además, hay ejemplos en los que se ha mejorado la gestión de los activos internacionales con el fin de liberar dinero".

Una gran mayoría de los encuestados afirmó que esta dominación del pensamiento a corto plazo no era positiva para la planificación a corto plazo. A pesar de ello, una minoría de los encuestados indicó que tomaba decisiones estratégicas con la vista a largo plazo. Las inversiones en software de planificación financiera y la transformación de las unidades de negocios se mencionaron como ejemplos de ello.

"Cuando los mercados de capital volvieron a abrir tras un periodo de caída, algunas compañías valoraron la oportunidad de colocar acciones o bonos para la financiación a largo plazo. También fue una buena oportunidad para diversificar su financiación", observó Vreugdenhil.

Instrumentos de planificación

Los responsables financieros indicaron que las herramientas para la financiación fueron más efectivas durante la crisis, y que las inversiones en este tipo de software fueron a menudo de éxito. Los métodos de planificación avanzada pueden ayudar a los responsables a anticipar las tendencias de forma anterior, consiguiendo que la acción sea más eficaz. Las herramientas más útiles fueron la planificación de escenarios, planificación financiera y análisis de la vulnerabilidad.

La experiencia desempeñó un papel en los procesos de la toma de decisiones. La mayoría de los encuestados que habían encontrado una recesión anteriormente, afirmó que esta experiencia les ayudó, sobre todo de forma psicológica, haciendo que confiaran más en sí mismos. De los encuestados, el 42% no tenía experiencia en recesiones anteriores. Mejores decisiones

El beneficio de la experiencia se ha demostrado por medio del hecho de que la mitad de los encuestados indicó que las decisiones podrían haber sido mejores si se hubieran tomado antes. A pesar de ello, muchos de los responsables afirmaron que basaron sus decisiones en la mejor información disponible posible en el momento, y que tomar una decisión con anterioridad no hubiera sido posible.

Muchos de los encuestados afirmaron que los procesos de toma de decisiones podrían mejorarse con la ayuda de mejores datos y métodos de planificación. Esto podría crear un conocimiento incluso más profundo de la situación financiera de la compañía. Aparte de esto, la mejora de las comunicaciones internas y la colaboración se consideran como algo que ayuda a la toma de decisiones.

"Es algo positivo que los responsables financieros y tesoreros no estén inclinados a la toma de decisiones complejas bajo presión", afirmó Annerie Vreugdenhil. "Pero como es complicado mirar hacia delante en los momentos complicados, existe el riesgo de que los cambios necesarios se lleven a cabo demasiado tarde. Cuanto más tiempo esperas, mayores son las oportunidades de que te veas forzado a tener que tomar medidas con un alcance mayor. Este es el motivo por el que es esencial disponer de buenos sistemas de información financiera, por lo que podrás saber en qué confiar. Hemos conseguido ver por medio de clientes con los que estamos en contacto que con las medidas que ofrecen soluciones a corto plazo, se consigue también el apoyo de una estrategia a largo plazo. En estos casos, la posición financiera de una compañía se ha analizado de forma cuidadosa para conseguir una imagen clara de las oportunidades y riesgos más importantes surgidos. Al tiempo que cada vez todo se clarifica más en el curso de la investigación, se abren a las vistas diferentes. Los clientes a menudo se reconocen a ellos mismos en el análisis, indicando que esto les ha proporcionado una visión adicional que les ha permitido tomar las medidas adecuadas".

Lecciones importantes y conclusiones

La Economist Intelligence Unit concluye que los responsables financieros y tesoreros necesitan seguir estando centrados en el largo plazo en los momentos complejos.

Además, destaca la importancia de los fuertes lazos personales con el equipo administrativo, y la colaboración para enfrentarse a los problemas de forma conjunta. La importancia de las inversiones en los sistemas de previsión y software de planificación financiero también se ha identificado como fuente vital de visión y dirección para las decisiones más importantes. Además, los investigadores han señalado que es esencial centrarse en el proceso de la toma de decisiones, al contrario que sólo considerar los resultados. Los beneficios de lo conseguido siempre se centran en los resultados, pero normalmente no ponen atención a la importancia del proceso correcto.

Más noticias

0 Comentarios