Toda una emoción la visita de Obama a Boston

La academia TechBoston en Dorchester tuvo el honor de ser seleccionada para recibir la visita del Presidente.

Toda una emoción la visita de Obama a Boston Toda una emoción la visita de Obama a Boston

Toda una emoción la visita de Obama a Boston

La última visita del Presidente Obama a Boston causó toda una emoción, en especial entre los estudiantes de la academia TechBoston en Dorchester, que tuvo el honor de ser seleccionada para recibir la lujosa visita.

Obama visitó TechBoston Academy, una pequeña escuela piloto que cuenta con una célebre trayectoria educativa.  El mandatario utilizó a la escuela secundaria como un modelo nacional a seguir en la educación urbana, elogiándola por el excelente nivel demostrado en el salón de clase así como en su tasa de graduación.

El 83% de sus estudiantes, los cuales la mayoría son de padres inmigrantes y vienen de familias de bajos recursos, se gradúan. Un porcentaje significativamente más alto que el resto del distrito escolar. Y la mayoría de sus recién graduados han sido aceptado a la universidad, mucho de ellos siendo los primeros de su familia en hacerlo.

"Quería venir a TechBoston para que el resto de América pueda ver cómo se hace'', le dijo Obama a unos jubilosos estudiantes. "Ustedes son un modelo de lo que está sucediendo en todo el país. Todos los días, TechBoston está demostrando que no importa quién eres, como luces, o de dónde vienes, cada niño puede aprender. Todos pueden tener éxito, y cada niño merece esa oportunidad”.

En su visita, el Presidente estuvo acompañado por el Secretario de Educación Arne Duncan y la filántropa Melinda Gates, cuya fundación ha financiado a TechBoston.

Después de partir de la escuela, dejando a decenas de estudiantes con una experiencia para el recuerdo, el mandatario y su delegación se dirigieron al Museo de Bellas Artes para asistir a un evento de recaudación de fondos para la Comisión del Congreso Democrático. Ahí se reunió en privado con varios miembros de los Boston Celtics, incluyendo al capitán Paul Pierce, Ray Allen y Kevin Garnet, quienes también se mostraron muy contentos de poder compartir con Obama.

Tras hablar con los jugadores, Obama se dirigió a todos los presentes, que pagaron $5,000 por tener la oportunidad de escuchar y tal vez conocer personalmente al Presidente. 

La presencia de Obama permitió que la Comisión Demócrata recaudara más de un millón de dólares.

Más noticias

0 Comentarios