Tips prácticos para no dejar de lado tus proyectos a causa de la crisis económica

Debido a la recesión económica los proyectos de muchas familias parecen desvanecerse y volverse imposibles, pero aun hoy es posible alcanzar metas de ahorro o compras para el futuro tomando en cuenta tus ingresos y tus gastos, y haciendo ajustes realistas donde sea posible.

En estos momentos de dificultades económicas generalizadas a causa de la recesión es importante que sepas como manejar tu dinero, no sólo para ahorrar sino para poder poner los pies sobre la tierra sin dejar de lado las metas que te hayas propuesto.

Para ello te proponemos unos sencillos pero eficientes pasos a seguir.

1.- Organiza tus finanzas. Para poder saber con que dinero cuentas en realidad, es importante que hagas un ejercicio de organización. Es necesario que sepas cuanto gastas y cuanto debes, por lo que te sugerimos que anotes todos tus gastos incluyendo renta, recibos de servicios, alimentos y demás compras, así como pago de tarjetas, préstamos y más.

Por otra parte debes tomar en cuenta tus ingresos o cuanto dinero recibes de salario, inversiones, fondo de jubilación, etc.

Al restarle tus gastos a tus ingresos podrás saber cuanto dinero tienes disponible para llevar a cabo tus metas.

2.-Haz ajustes. Al saber exactamente en qué y cómo gastas tu dinero podrás hacer ajustes para ahorrar y disponer de una mayor cantidad para tus proyectos.

3.- Establece metas. Otro punto básico es planear las metas y dividirlas, las metas a corto plazo son aquellas que te plantees a un año, las metas a mediano plazo que pueden ser de 1 a 5 años y aquellas metas que son a largo plazo o para más de 5 años.

4.- Define tus proyectos y ahorra. Una vez que tengas bien definidos tus objetivos deberás establecer plazos y cantidades a ahorrar para poder cumplir con tus proyectos. Es importante que tu planeación sea realista y que te permita tomar en cuenta algún gasto de emergencia o los gastos de temporada como los escolares o de festividades especiales, para que puedas ser constante en el aporte monetario a tus proyectos, a fin de que las fechas y cantidades planeadas no se estanquen, convirtiendo tus metas en un sueño imposible.

Más noticias

0 Comentarios