"This Is It" redime a Jackson como el artista que sus fans quieren recordar

"This Is It" subió el telón el martes en la noche para mostrar lo que pudo haber sido y no fue el regreso de un Michael Jackson superdotado para el baile como en su juventud, con la misma voz del niño de los Jackson Five, pero físicamente más reinventado que nunca.

"This Is It" subió el telón el martes en la noche para mostrar lo que pudo haber sido y no fue el regreso de un Michael Jackson superdotado para el baile como en su juventud, con la misma voz del niño de los Jackson Five, pero físicamente más reinventado que nunca.El documental logra dejar al espectador casi seguro de que el regreso de Jackson estaba preparándose para montar uno de los conciertos más espectaculares en la historia del entretenimiento y da un vistazo a las capacidades creativas del ídolo pop, coincidieron el miércoles las críticas en la prensa estadounidense."Si la serie de conciertos en el O2 Arena de Londres hubiese salido como estaba previsto a principios del verano, es casi seguro que lo hubiese nombrado como uno de los regresos más espectaculares en la historia de la música pop", dijo la crítica de Variety, la biblia del entretenimiento en Hollywood."Gracias por su esfuerzo, por su paciencia, por su comprensión. Se supone que esta sea una gran aventura. Ahora todos somos una familia", dice un Jackson con voz infantil a su equipo de coreógrafos, músicos y productores del espectáculo que preparaba el artista para el 13 de julio en Londres.Con una producción ostentosa en efectos especiales, juegos pirotécnicos, coreografías multitudinarias e incluso una introducción al tema "Smooth Criminal" con un montaje de la película "Gilda" (1946), donde pelea el amor de Rita Hayworth, Jackson pretendía volver a la tarimas como si nunca hubiese dejado de ensayar los pasos de "Thriller" o entonar "I'll be there".La secuencia de las grabaciones en video que dejaron muestras de cómo estaba Jackson artísticamente en los últimos meses de su vida no revelan ningún aspecto desconocido del personaje que el mundo llora desde su muerte el pasado 25 de junio, a causa de un paro cardiaco tras un cóctel letal de sedantes.Resalta la figura andrógina y genial de un artista que estaba implicado en cada uno de los arreglos de sus canciones, de las luces sobre el escenario, de la selección de bailarines, y sólo quizás incite las especulaciones sobre si hubiese sido capaz de realizar 50 conciertos a raíz de su extrema delgadez.El documental dirigido por Kenny Ortega honra los atributos que defienden los fanáticos en el mundo de este hombre que vivió en la polémica de los tabloides desde muy joven y presagia más ventas de su música una vez que estas grabaciones sigan recorriendo las salas del mundo entero.En Los Angeles, la premiere se realizó en el teatro Nokia del centro de la ciudad, al frente del estadio Staples Center donde se grabaron la mayoría de estos ensayos comprados por el estudio Sony Pictures por 60 millones de dólares y donde se realizó el 7 de julio el tributo fúnebre al artista, repleto de estrellas y seguido por millones de espectadores y cibernautas alrededor del planeta.Jermaine y Tito fueron dos de los hermanos de Jackson que pasaron por la alfombra roja, así como el actor Mickey Rooney y el abogado de Jackson durante el juicio por abuso sexual en 2005, Thomas Mesereau."Este es tu momento para brillar", le dice Jackson a su guitarrista en un ensayo para que fuera ella la que se destacara en el escenario, como epíteto de ese artista capaz de imponer su voluntad al director musical siempre en un tono ecuánime y con estilo de gurú, rodeado de un equipo que parecía admirarlo tanto o más que un seguidor común.El documental resucita a un artista que los fanáticos se niegan a enterrar y que el mundo pareciera necesitar extrañar como único, mientras que los dueños de su legado artístico saben cómo mantener viva a esa figura que vendió 750 millones de copias en el mundo en vida y parece dispuesto a superar esos récords desde la tumba.

Más noticias

0 Comentarios