Terroristas y Tribunales

Uno de los primeros actos del presidente Barack Obama fue ordenar el cierre de la cárcel para combatientes enemigos y sospechosos de terrorismo que opera en la base naval estadounidense de Guantánamo, Cuba. En su momento, pareció una decisión política fácil.

En vista de la vergüenza que la cárcel representa para Estados Unidos en la opinión internacional, la decisión fue bienvenida por muchos electores que votaron por Obama en las elecciones presidenciales. Pero ahora el tema se ha complicado..

Cuando cierre la cárcel, ¿a dónde serán transferidos los 241 presos que se encuentran allí? Al parecer, nadie los quiere. Y ahora que se avecinan los primeros juicios contra los pocos a los que se les ha acusado de algún crimen, no hay ciudad que parezca esperar con entusiasmo ser sede de alguno de esos juicios.

En Virginia, el condado de Fairfax y la ciudad de Alexandria  son rumoreados como posibles sedes pero todos los candidatos a Gobernador de ese estado en las próximas elecciones –tres demócratas y un republicano- se han manifestado en contra. El republicano Robert F. McDonnell ha dicho que “se deben mantener los detenidos de Guantánamo fuera de Virginia”. Terry McAuliffe ha expresado “serias preocupaciones” y R. Creigh Deeds ha manifestado que “es una mala idea”. El tercer demócrata, Brian Moran, no ha tomado una posición al respecto pero dice que lo hará una vez que Obama establezca su plan sobre el tema.

¡Qué lástima! Uno de estos candidatos será el próximo gobernador de Virginia. Esperemos que lo que dicen sea nada más que pose electoral.
Uno de los más peligrosos terroristas arrestados por las autoridades estadounidenses, Zacarias Moussaoui, fue enjuiciado en un tribunal federal en Alexandria y estuvo detenido en Virginia, por años, durante su juicio.
Moussaoui es considerado como el que debió ser el secuestrador de aviones número 20 en los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.  De febrero a mayo de ese año tomó clases de vuelo de aviones de pasajeros en Oklahoma. Sus instructores de vuelo simulado expresaron preocupación a las autoridades cuando Moussaoui mostró desinterés en aprender cómo aterrizar los aviones. Como resultado, fue arrestado menos de un mes antes de que ocurrieran los ataques, y en mayo del año 2006, fue sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de indulto.

Si Moussaoui pudo ser enjuiciado de manera segura y sin problema alguno en Virginia entonces, ¿por qué no puede ser enjuiciado igualmente otro acusado ahora?

A los contribuyentes se supone que se les otorgue -a cambio de los impuestos que pagan-  la suficiente protección para encarcelar de manera segura a reos peligrosos que residan o sean traídos a sus comunidades. Si no tenemos cárceles de máxima seguridad adecuadas, construyámoslas tan pronto como sea posible; pero no neguemos la oportunidad de que se haga justicia con estos acusados, ya sea condenándolos o declarándolos inocentes.

Negar la posibilidad de hacer justicia con ellos, es negárnosla a nosotros mismos como sociedad.

Más noticias

0 Comentarios