Tensión en el Cairo antes del partido Egipto-Argelia

Tras el ataque el jueves del autobús de la selección argelina, la tensión era palpable este viernes en El Cairo, un día antes del partido decisivo entre Argelia y Egipto para las clasificación al Mundial-2010 y tras el llamamiento de de FIFA a reforzar la seguridad.

Tras el ataque el jueves del autobús de la selección argelina, la tensión era palpable este viernes en El Cairo, un día antes del partido decisivo entre Argelia y Egipto para las clasificación al Mundial-2010 y tras el llamamiento de de FIFA a reforzar la seguridad.El autobús que transportaba a los jugadores de la selección de fútbol de Argelia fue atacado el jueves por la noche con piedras poco después de su llegada al aeropuerto de El Cairo, cuando se dirigía al hotel.Un representante de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) que se encontraba en la ciudad confirmó a la AFP que tres jugadores argelinos resultaron heridos y señaló que los presidentes egipcio, Hosni Moubarak, y argelino, Abdelaziz Bouteflika, tenían previsto un encuentro para hablar de la situación."Tres jugadores resultaron heridos: Kaled Lemmouchia, en el cuero cabelludo, Rafik Halliche, por encima del ojo, en el arco de la ceja, y Rafik Saifi, en el brazo", explicó Walter Gagg desde El Cairo, confirmando las declaraciones del del ministro argelino de juventud y deportes, Hachemi Djiar. "Los jugadores estaban aterrorizados", añadió Gagg, que dijo que el autobús se encontraba "en muy mal estado, con ventanas rotas, restos de cristal en el suelo y manchas de sangre"."No se puede considerar que son heridas superficiales", estimó el representante de la FIFA. "Con los puntos de sutura, habrá que ver si pueden jugar con la cabeza. El médico de la selección todavía no se ha pronunciado", añadió.La federación internacional reclamó este viernes a la federación egipcia de fútbol que "se tomen todas las medidas de seguridad" para que el partido pueda celebrarse el sábado, como estaba previsto. Se espera que unos 70.000 espectadores vayan al estadio, donde 2.000 plazas están reservadas a los argelinos.Las autoridades egipcias desplegarán a miles de policías en los alrededores del estadio y en el interior, camuflados entre el público, aseguró a la AFP un responsable de los servicios de seguridad.La rivalidad entre Argelia, que no participó en un Mundial desde 1986, y Egipto, fuera de la cita internacional desde 1990, es una constante en el fútbol africano.Tras su derrota en el partido de ida, los egipcios lo tienen difícil y tendrían que ganar por tres goles para clasificarse. Por su parte, Argelia se clasificaría en caso de victoria, empate o derrota por un gol de diferencia.

Más noticias

0 Comentarios