Tensa puja entre oficialismo argentino y oposición por control del Congreso

La elección de nuevas autoridades en la Cámara de Diputados argentina abría el jueves una dura puja política entre oficialismo y oposición por el futuro control del Congreso, en una jornada en que juraban los legisladores en medio de una movilización hacia el Congreso.

La elección de nuevas autoridades en la Cámara de Diputados argentina abría el jueves una dura puja política entre oficialismo y oposición por el futuro control del Congreso, en una jornada en que juraban los legisladores en medio de una movilización hacia el Congreso.La sesión convocada para la jura de los nuevos legisladores y la elección de cargos resultó inédita, ya que la oposición consiguió quórum propio gracias a la contundente victoria en las elecciones de junio pasado, que significaron la pérdida de la hegemonía del kirchnerismo en ambas cámaras.La obtención del quórum obligó a los diputados electos kirchneristas --entre ellos al ex presidente Néstor Kirchner (2003/2007)-- a bajar al recinto y sumarse a la sesión."Hoy se le propinó una gran paliza al oficialismo porque se lo obligó a bajar a la Cámara. Se acabó eso de dar quórum cuando se les ocurre y basurear el Reglamento", advirtió el diputado electo Fernando Solanas (centroizquierda).Sobre el reparto de cargos Solanas defendió el planteo que hizo la oposición y explicó que "se le reconoce al gobierno la presidencia y la vicepresidencia segunda de la Cámara, además del dominio de las principales comisiones para garantizar la gobernabilidad".El ex presidente Kirchner, de fuerte influencia en el gobierno de su esposa Cristina Kirchner, fue uno de los 127 diputados que prestaron juramento, sobre un total de 256 que conforman la Cámara, ante la ovación de los partidarios del gobierno que se aglomeraban en los palcos.El apoyo al kirchnerismo también estuvo representado en las afueras del Congreso, donde miles de seguidores manifestaron convocados por sindicatos y organizaciones 'piqueteras' de pobres y desocupados.El oficialismo y los principales bloques de la oposición negociaban febrilmente para decidir los cargos de presidente, de los tres vicepresidentes de la cámara baja y la composición de las comisiones.La titularidad de la Cámara de Diputados resulta un cargo clave para el gobierno, porque se encuentra en la línea sucesoria, luego del vicepresidente Julio Cobos, devenido opositor."La oposición busca desestabilizar al gobierno", acusó el jefe de los diputados oficialistas, Agustín Rossi, ante la presión opositora."No nos van a asustar con amenazas, con violencia, con que nos quieren golpear", respondió el titular del bloque de la Unión Cívica Radical (UCR, socialdemócrata), Oscar Aguad.Federico Pinedo, del derechista partido opositor PRO, aseguró: "Pase lo que pase, estamos dispuestos a sostener lo que la ciudadanía votó". Además, advirtió que su formación política "no va a entregar a sus votantes".Los nuevos legisladores asumirán sus bancas el 10 de diciembre, al cumplirse la mitad del mandato de la presidenta Kirchner.

Más noticias

0 Comentarios