Temporales de nieve y frío azotan gran parte del hemisferio norte

La nieve y el frío perturbaban el lunes los transportes aéreos y terrestres en gran parte del hemisferio norte, con alertas en México y España, donde se preveían nuevas nevadas.

La nieve y el frío perturbaban el lunes los transportes aéreos y terrestres en gran parte del hemisferio norte, con alertas en México y España, donde se preveían nuevas nevadas.Por ahora "la única explicación" de la ola de frío "es una situación meteorológica de bloqueo", explicó Omar Baddur, de la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Este fenómeno se caracteriza por un cambio de la circulación del aire, que en invierno en el hemisferio norte se produce habitualmente del oeste hacia el este."En estos momentos, la ondulación va del norte hacia el sur. Cuando esa ondulación es muy vasta, a escala planetaria y persiste varias semanas, se habla de bloqueo", explicó Baddur.Actualmente hay tres ondulaciones, con aire frío que desciende directamente del polo norte, en tres zonas distintas, precisó. Una en Estados Unidos y México, otra en un eje que cubre toda Europa del oeste -desde los países escandinavos hasta el oeste del Mediterráneo, pasando por Gran Bretaña, Francia, Alemania y España- y una tercera en Rusia oriental y China."Un bloqueo a tal escala no se produce muy seguido, podemos decir cada 30-50 años", dijo Baddur, precisando que el actual se está terminando.Mientras tanto la alerta fue lanzada en 18 de las 50 provincias españoles el lunes en previsión de nuevas precipitaciones de nieve y temperaturas glaciales.La ciudad de Sevilla (sur) registró el domingo su primera nevada en 50 años. En el aeropuerto de Madrid, 137 vuelos fueron anulados el lunes. En Portugal, unas 50 rutas importantes fueron clausuradas mientras la nieve obligaba a numerosas personas a pasar la noche en sus vehículos. Las escuelas fueron cerradas en las regiones más afectadas.La inusual ola de frío tiene asimismo en alerta a la mayor parte de México, incluida su superpoblada capital, desde principio de año causando la suspensión de clases y el cierre de puertos, carreteras y de un aeropuerto internacional.La intensa masa de aire polar que afecta desde el jueves a la zona norte, central y oriental de México debía originar nuevas nevadas antes de que las temperaturas comiencen a recuperarse, informó el Servicio Meteorológico Nacional. También el sur de Estados Unidos seguía bajo la ola de frío polar, que provocó varios accidentes mortales durante el fin de semana. En Florida, donde el invierno es generalmente suave y soleado, las bajas temperaturas alcanzaron mediciones récord, con 1,6º C en Miami, algo inédito desde 1970.La ola de frío ha causado estragos en la industria cítrica del "Sunshine State", que genera unos 9.300 millones de dólares al año, y amenaza la agricultura de la región, incluidos los cultivos de caña de azúcar del también sureño estado de Luisiana.En el sur de Miami, el Servicio Nacional de meteorología reportó la mañana del lunes temperaturas de 5 grados, las más bajas de los últimos 40 años. Se espera que las gélidas temperaturas se mantengan en el sudeste del estado hasta fines de esta semana.Centroamérica resultó también afectada el lunes por un frente frío del norte con fuertes vientos y lluvias, origen de crecidas de ríos e inundaciones que dejaron un muerto en Honduras y cientos de personas aisladas o evacuadas. Además de un drástico descenso en las temperaturas en una región que en esta época promedia los 30°C, el fenómeno climático arrasó con postes eléctricos y techos de viviendas, entre otros daños, según reportes oficiales.En Asia se esperaba la llegada de un nuevo frente frío con temperaturas de hasta -35º C en el norte de China, donde las reservas de carbón para los sistemas de calefacción está descendiendo a niveles "alarmantes" debido a su utilización intensiva desde el inicio de los temporales.Las perturbaciones en los transportes en China debido al mal tiempo, que dificultó el tráfico aéreo, rodado y ferroviario la semana pasada, también impidieron la entrega de carbón a las plantas energéticas del norte del país, provocando un racionamiento de la electricidad en varias provincias.En Europa, las aldeas de algunas regiones del noreste de Alemania, una región que estuvo casi totalmente paralizada durante el fin de semana, continuaban aisladas mientras la nieve acumulada durante la ventisca impedía utilizar las rutas y las vías férreas.En el aeropuerto de Francfort, el tercero en importancia de Europa, donde unos 320 vuelos fueron cancelados durante el fin de semana, otros 15 fueron anulados el lunes y las autoridades advirtieron que habrá más problemas mientras el tráfico aéreo vuelve lentamente a la normalidad.También el transporte ferroviario seguía perturbado. El Eurostar, tren de alta velocidad que une Londres con el continente, permanecía en servicio reducido.En Polonia 70.000 hogares estaban privados de electricidad desde hacía más de 24 horas y en República Checa, Praga registró sus mayores nevadas desde hace 17 años.

Más noticias

0 Comentarios