Tartas que endulzan la vida de Smith Island

Esta tarta tradicional de Maryland, en Estados Unidos, está dando nueva vida a una pequeña isla de pescadores casi desierta.

Hace falta mucho chocolate para cubrir la tarta de Smith Island.

10 capas de fina pasta cocinadas al horno, recubiertas cada una de cacao, vainilla, leche condensada y mantequilla, cuidadosamente apiladas para un glaseado final todo de chocolate.

Desde hace generaciones, las mujeres de la isla preparan este postre para las largas expediciones de sus maridos pescadores. Una receta que se transmite de madres a hijas.

"Crecí con ellas, desde pequeña vi a mi madre, a mi abuela. Siempre supe hacerlas”, comenta Joan Corvin, empleada.

Esta panadería abrió hace seis meses y su éxito fue inmediato. Ocho mujeres trabajan haciendo las tartas en un espacio improvisado. Es un trabajo estable todo el año frente a la única ocupación que tenían hasta ahora: la temporada del cangrejo en verano. 

"Esperamos que sea una oportunidad de ganar dinero, para poder quedarnos aquí”, dice Marge Laird, empleada.

Las aprendices de pasteleras se dan prisa ya que con la inminente llegada de la Navidad los pedidos se han duplicado. Kristen, la gerente, empaqueta ella misma las tartas para envíos, unas cincuenta al día. Gracias a estos pedidos, la pequeña oficina de correos vecina a su local ha visto aumentar su actividad fuertemente. Y Kristen hace un cuidadoso seguimiento de los pedidos en este mapa de Estados Unidos.

"Mi objetivo es que haya al menos una familia en cada estado del país que haya probado un pastel de Smith Island”, afirma Kristen Manzo, gerente.

A partir de enero, Kristen piensa emplear a una veintena de personas a tiempo completo en su panadería.

Una bendición para esta isla totalmente aislada del continente que, en una generación, ha perdido a la mitad de sus habitantes.

Más noticias

0 Comentarios