Tailandia comienza expulsión de 4.000 miembros de etnia hmongs hacia Laos

El ejército tailandés empezó a expulsar el lunes hacia Laos a unos 4.000 hmongs, una etnia minoritaria del sudeste asiático, albergados en campos de concentración, algunos de ellos desde hace más de 30 años.

El ejército tailandés empezó a expulsar el lunes hacia Laos a unos 4.000 hmongs, una etnia minoritaria del sudeste asiático, albergados en campos de concentración, algunos de ellos desde hace más de 30 años.El ejército tailandés fue movilizado en los últimos días alrededor del campo de Huay Nam Khao, en la provincia de Phechabun (noreste), con motivo de la expulsión, unánimemente condenada por la comunidad internacional."La operación empezó a las 05H30" (22H30 GMT del domingo), señaló el coronel Thana Charuvat, coordinador del centro de repatriación, en una conferencia de prensa en un centro militar en Khek Noi, a unos 12 km del campo."Hay cien autobuses con capacidad para transportar a 40 personas cada uno", añadió al precisar que la operación "durará una jornada".Un fotógrafo de la AFP vio a las fuerzas de seguridad dirigirse al campo con escudos antidisturbios.Una parte de los hmongs se unió a las fuerzas estadounidenses contra los comunistas durante la guerra de Vietnam, cuando ese conflicto se extendió al vecino Laos. A continuación, cuando se instauró el régimen comunista de Vietian, en el poder desde 1975, muchos huyeron del país y temen represalias si vuelven a Laos."El gobierno de Laos confirmó que concederá una amnistía a los líderes hmongs", precisó el coronel Thana.Los hmongs serán transportados en un primer momento a un campo militar y luego llevados a Laos, a través del Puente de la Amistad, que cruza el río Mekong desde Tailandia.Bangkok afirma que los hmongs son inmigrantes ilegales. Sin embargo, para la comunidad internacional, cientos de miembros de la etnia tienen derecho al estatus de refugiado político, algo que les protegería contra la expulsión.El domingo, un alto responsable estadounidense señaló a la AFP que Washington está dispuesto a encontrar "una solución humana y responsable" para el caso."Es una grave violación de los estándares internacionales de los derechos humanos", lamentó el domingo un diplomático occidental al juzgar "difícil imaginar que habrá un real acceso internacional a los hmongs repatriados".

Más noticias

0 Comentarios