Susana Martínez se dice molesta

Senadores podrían congelar la propuesta que muchos dicen es antiinmigrantes.

La gobernadora de Nuevo México está molesta, así como lo oye, y es que inició una batalla política sobre el futuro de la expedición de las licencias de manejar para inmigrantes indocumentados. Susana Martínez se opone firmemente a que continúe la expedición de licencias a estas personas a pesar de que se presentó una nueva propuesta legislativa que castiga duramente a quienes cometan fraude al obtener una licencia, en esta propuesta también quienes no tiene un seguro social tiene que renovar la licencia cada dos años, de ser aprobada pasará nuevamente al senado ya que las dos cámaras deben de aprobarla y luego será enviada a la gobernadora.

Más noticias

0 Comentarios