Suiza hace historia con su primer título mundial y España acaba tercera

Suiza hizo historia al vencer 1-0 a Nigeria este domingo en la final de 'su' Mundial Sub-17, lo que permite al fútbol del pequeño país europeo alcanzar el mayor éxito de la historia, mientras que España acabó el torneo tercera tras superar por idéntico resultado a Colombia.

Suiza hizo historia al vencer 1-0 a Nigeria este domingo en la final de 'su' Mundial Sub-17, lo que permite al fútbol del pequeño país europeo alcanzar el mayor éxito de la historia, mientras que España acabó el torneo tercera tras superar por idéntico resultado a Colombia.En una final inédita, los europeos, gran sorpresa del torneo, confirmaron el nivel de los anteriores choques y dejaron a los anfitriones en puertas de la gloria, cuando todo parecía ya preparado para la celebración de su cuarto título en la categoría.En los principales premios individuales del torneo, el nigeriano Sani Emmanuel fue elegido mejor jugador (Balón de Oro), mientras que el español Borja se llevó la Bota de Oro al máximo goleador.Los helvéticos levantan el trofeo en su primera participación y consiguen además el mayor éxito de su historia, 85 años después de caer ante Uruguay en la final de los Juegos Olímpicos de París-1924.El atacante de origen bosnio Haris Seferovic inscribió su nombre en la historia del fútbol suizo con su tanto en el minuto 63, superando la marca de Ramon Azeez al rematar de cabeza tras un saque de esquina para colar el balón en la meta de Dami Paul.El nuevo campeón, que no partía en los pronósticos iniciales en el grupo de favoritos, ha sido la gran revelación y ha conseguido su éxito con un pleno de siete victorias."Hoy es un día histórico para Suiza. íSomos campeones del mundo por primera vez! Estoy muy feliz con este título, se trata de la coronación de muchos años de trabajo duro", comentó su seleccionador, Dany Ryser.Nigeria queda así en puertas de un tetracampeonato que hubiera sido histórico, ya que nadie hasta el momento ha conseguido cuatro triunfos en esta competición. En el palmarés, los africanos quedan igualados a tres con Brasil, gran decepción del torneo al despedirse inesperadamente en la fase de grupos.En el juego, ambos conjuntos se mostraron un gran respeto y la batalla estuvo equilibrada en el centro del campo, con un duelo de equipos muy bien plantados y unas defensas muy atentas, conscientes del peligro de los atacantes rivales.Las mejores ocasiones fueron para los locales, que fallaron en la ejecución, y el tanto de Seferovic hizo que Suiza alcanzara la gloria. Nigeria buscó la igualada al final y estuvo cerca de lograrlo, incluido un disparo de Yusuf Otubanjo al larguero, pero finalmente su esfuerzo quedó sin premio."La derrota nos duele, pero agradezco a Dios haber llegado hasta aquí, hasta la final", declaró el entrenador africano, John Obuh.La 'maldición del anfitrión' continúa vigente en la gran cita Sub-17, donde sólo otro equipo local había conseguido jugar la final ante sus hinchas, Escocia, que cayó en el último partido del torneo de 1989 frente a Arabia Saudí.Los suizos, con trece jugadores descendientes de inmigrantes o con orígenes en otros puntos del planeta, consiguen un respaldo a su fórmula multicultural, en donde se encuentra un jugador 'latinoamericano', el defensa de origen chileno Ricardo Rodríguez.También en el estadio Nacional de Abuya, España había conseguido unas horas antes el 'bronce' en el torneo al vencer a Colombia (1-0), en un partido en el que fue claramente superior a los colombianos, pero donde sufrió mucho, hasta que Isco consiguió el único tanto en el 75.El conjunto 'cafetero', que tenía seguro igualar por lo menos la cuarta plaza de Finlandia-2003, falló en el objetivo de imponerse a los españoles y alcanzar el lugar más destacado del país en un gran torneo mundial, que seguirá siendo la tercera posición de la Sub-20 en Emiratos Árabes Unidos-2003."Felicito a Colombia por el gran trabajo que hizo en el torneo, aunque creo que hoy llegó un poco cansada y nosotros fuimos muy superiores. Tuvimos posesión del balón y contamos con las mejores oportunidades", comentó el entrenador europeo, Ginés Meléndez.Tras la decepción de las semifinales, la alegría fue completa para el equipo español, ya que Borja, aunque no anotó, consiguió seguir en cabeza de la tabla de goleadores, gracias a una asistencia más que el resto de jugadores que también cuentan con cinco goles, y se llevó la prestigiosa Bota de Oro.En el resto de galardones, el arquero Benjamin Siegrist se llevó el Guante de Oro al mejor arquero y Nigeria dominó la clasificación del 'fair play' (juego limpio).

Más noticias

0 Comentarios