Sismo amenaza interrumpir la recuperación de Haití

La economía del empobrecido país comenzaba a tener porcetajes de crecimiento del 1 al 2% anuales.

El terremoto que devastó Haití el martes, dejando miles de muertos, amenaza con interrumpir el proceso de recuperación que había empezado años atrás en este empobrecido país, temen los expertos.

"No es solamente una destrucción sin precedentes. El terremoto paralizó bruscamente un buen comienzo", lamentó Bob Perito, coordinador de los programas de ayuda del Instituto estadounidense por la paz (USIP).

El temblor, el peor ocurrido en 200 años en la isla Española, pudo haber causado más de 100,000 muertes, anticipó el ministro de Haití Jean-Max Bellerive.

"Había tanta esperanza para el futuro de Haití, una esperanza tal, como no había habido desde hace años, y la naturaleza lo acabó", dijo la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton, que conoció bien Haití.

Su marido, el ex presidente Bill Clinton, encabeza una misión de la ONU en la isla.

Según Perito, "los haitianos sentían que las cosas estaban mejor" después de dos décadas de dictadura, inestabilidad y violencia política.

"La economía comenzaba a registrar un poco de crecimiento, del orden del 1 al 2% al año. Los inversionistas llegaban. Estos días, una cadena hotelera había decidido construir en la isla. Había también unas inversiones en textiles", explicó a la AFP.

Una serie de cuatro huracanes, en septiembre de 2008, había causado 800 muertos y daños por mil millones de dólares. "Pero la ayuda internacional había fluido, con un compromiso bastante estupendo para reconstruir Haití", afirmó.

El experto teme que el terremoto tenga "un impacto psicológico severo".

Por ahora la tragedia va a afectar la organización de las elecciones legislativas de febrero, incluso la elección presidencial de 2011, comicios que "ya prometían ser difíciles" en un clima político siempre a punto de caldearse".

"Haití es el país más pobre de América. Esto implica que la gravedad de la situación a largo plazo, como consecuencia del terremoto, dependerá muy directamente del nivel de destrucción de la infraestructura", dijo Phil Neiburg, un analista de los desastres naturales del Centro de estudios estratégicos e internacionales (CSIS) en Washington.

"Si las grúas del puerto fueron destruidas, como se me dijo, esto impedirá la descarga de los barcos por lo menos durante varias semanas", explicó.

Robert Maguire, un experto en Haití de la Universidad Trinity en Washington, también consideró que la "atención a las personas desplazadas por el sismo va a ser un desafío en los seis próximos meses".

"Esta tragedia ilustra la necesidad de descentralizar más la inversión y la población en Haití", porque no se puede "seguir amontonando a la gente" en Puerto Príncipe en detrimento de las zonas rurales descuidadas y sin inversiones agrícolas, sostuvo.

Desgraciadamente, cambiar esto habría costado mucho hasta hace unos días, "y costará todavía más después del sismo", indicó. Sin embargo, Maguire espera que la asistencia financiera internacional permita "ayudar a la gente que quiere dejar Puerto Príncipe y reconstruir sus vidas".

Más noticias

0 Comentarios