Sindicatos griegos más duros a la calle contra el plan de austeridad

Los sindicatos griegos cercanos al Partido Comunista y a la izquierza radical se preparan para lanzar una huelga tras el anuncio del gobierno de un plan de recuperación de la caótica economía del país que debe poner fin a numerosos beneficios de los asalariados y funcionarios.

Los sindicatos griegos cercanos al Partido Comunista y a la izquierza radical se preparan para lanzar una huelga tras el anuncio del gobierno de un plan de recuperación de la caótica economía del país que debe poner fin a numerosos beneficios de los asalariados y funcionarios.El Frente de Lucha Sindical (PAME), cercano al Partido Comunista (KKE), y la Unión de la Izquierda Radical SYRIZA convocaron a una huelga general el jueves en todo el país contra las medidas de austeridad del gobierno socialista.Más de 60 manifestaciones de huelguistas se efectuarán en las principales ciudades del país para marcar lo que parece ser la primera prueba para los socialistas, en el poder desde el 4 de octubre y confrontados a una crisis financiera sin precedentes.Los sindicatos independientes de la educación secundaria (OLME) y la poderosa Unión de Periodistas de Atenas (ESYEA) se unieron a la huelga.Grecia se verá privado de diarios, telediarios y programas informativos radiales y los servicios de la agencia nacional Ana serán suspendidos."Las nuevas medidas anunciadas por el gobierno en nombre de la lucha contra la crisis apuntan a afectar por completo las conquistas sociales", afirmó en un comunicado la ESYEA.Las dos grandes confederaciones sindicales, la GSEE (600.000 afiliados) para el sector privado y la ADEDY (200.000 miembros) para la función pública, ambas dirigidas por socialistas, no quisieron asociarse a la protesta por el momento.Sin embargo, la ADEDY advirtió que tenía la intención de levantar la voz después de las fiestas de fin de año y el lunes próximo manifestará ante el parlamento donde será discutido el presupuesto.El primer ministro griego Georges Papandreou prometió el lunes reducir el déficit público del 12,7% del PIB (Producto Interior Bruto) estimado para 2009 a menos del 3% del PIB en 2013, a un ritmo anual de -2% a partir de 2011.Entre las medidas para lograr esta reducción del gasto, Papandreou propuso gravar en un 90% las bonificaciones de los banqueros y poner fin a exenciones fiscales en el sector público."Sé que habrá reacciones, pero disponemos de una amplia mayoría y la mayoría del pueblo nos apoyará. Llevaré a cabo las reformas con una real voluntad y fuerza política", afirmó Papandreou el martes a la BBC.Grecia fue sancionada la semana pasada por las agencias de calificación Standard and Poors y Fitch, que degradaron sus notas de deuda por la grave situación presupuestaria del país. A la disparada del déficit se suma la explosión de la deuda pública, que trepó al 113,4% del PIB.Según las últimas cifras disponibles, la tasa de desempleo se elevaba a 9,1% en septiembre, contra 7,4% un año antes.Los jóvenes entre 15 y 24 años son los más afectados, con una tasa 25,7%.Las mujeres (13,4%) ven duplicada su tasa de desempleo con respecto a los hombres (6%).

Más noticias

0 Comentarios