Silvio Berlusconi pasará un día más en el hospital

El Presidente italiano padece dolor es y dificultad para comer, por lo que no podrá aparecer en actos públicos en los próximos 15 días.

El jefe del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, permanecerá un día más en el hospital de Milán donde se recupera de la agresión sufrida el pasado domingo, debido a los "dolores persistentes" que presenta y a su dificultad para ingerir alimentos, informó este miércoles su médico personal.

"Contrariamente a lo que esperábamos, consideramos oportuno prolongar por un día la estadía del jefe de Gobierno en el hospital", indicó Alberto Zangrillo, médico personal y jefe del departamento de anestesia y reanimación del hospital San Raffaele.

La decisión fue tomada debido "a los dolores persistentes" de Berlusconi y a la "dificultad que tiene para alimentarse" por las heridas en los labios, precisó el médico. El especialista reiteró que Berlusconi, de 73 años, no podrá participar en actos públicos en los próximos 15 días. El líder conservador italiano fue golpeado por un desequilibrado mientras firmaba autógrafos tras un mitin político y fue hospitalizado la noche del domingo al sufrir la ruptura del tabique de la nariz y de dos dientes.

Los médicos aseguraron que será dado de alta el jueves por la mañana y que su permanencia en el hospital un día más se debe más que todo a una vieja dolencia, como los dolores de cuello y una fuerte jaqueca, los cuales se agudizaron tras el ataque. Zangrillo precisó que Berlusconi está siendo alimentado, "cuando es necesario", con una sonda y recalcó que será dado de alta sin falta el jueves. "Estamos tranquilos", aseguró.

El parte médico distribuido a la prensa subraya que "las condiciones generales son buenas y satisfactorias". El doctor Zangrillo explicó que los dolores del jefe de gobierno "no son siempre controlables" con medicinas.

Berlusconi no necesitará ser sometido a cirugía plástica, indicó el médico. La permanencia del primer ministro en el hospital había sido prevista inicialmente de 24 a 36 horas. El jefe del Gobierno "tomó conciencia de la gravedad del trauma y está incluso contento de quedarse un día más", comentó el médico.

Por otra parte, un hombre joven fue detenido en la noche del martes a este miércoles en el hospital, cuando llegaba al piso donde se encuentra Berlusconi, indicó a la AFP la policía de Milán. "Dijo se quería hablar con el jefe del Gobierno. No tenía una actitud agresiva y no llevaba consigo ningún arma ni objeto peligros. En su automóvil encontramos palos de hockey. Parece tener un problema mental", indicó la policía.

Mientras, el agresor de Berlusconi, Massimo Tartaglia, de 42 años, quien se somete a tratamiento psiquiátrico desde hace diez años, deberá permanecer en la cárcel de San Vittore en Milán por orden del juez. La justicia rechazó el pedido de sus defensores de ser trasladado a un hospital psiquiátrico.

Más noticias

0 Comentarios