Sepulturero, el oficio más duro en este momento en El Salvador

A Don Diego Ochoa le conocen en San Vicente como el 'enterrador' del cementerio municipal, una tarea que ahora duele en particular porque en estos días se amontonan los cadávares de las víctimas de las torrenciales lluvias que han dejado al menos 152 muertos en el país.

A Don Diego Ochoa le conocen en San Vicente como el 'enterrador' del cementerio municipal, una tarea que ahora duele en particular porque en estos días se amontonan los cadávares de las víctimas de las torrenciales lluvias que han dejado al menos 152 muertos en el país.Pala en mano y la ropa llena de barro, Don Diego, de 49 años, ha cavado en los últimos días muchas tumbas y un par de fosas comunes; prefiere no llevar la cuenta de las personas que ha tenido que enterrar, todas víctimas de las lluvias."Tengo diez años de trabajar como sepulturero. En ese tiempo he tenido mucho trabajo haciendo hoyos para no se cuántas gentes, debería estar acostumbrado a enterrar gente, pero no, ahora me duele, me siento mal de tener que enterrar a gente de mi pueblo muerta porque Dios así lo quiso", dice a la AFP.Mientras habla, el enterrador observa detenidamente y con rostro triste cómo miembros de una familia introducían lentamente un pequeño féretro con los restos de Gabriela González, una niña de apenas 3 años y medio, quien murió soterrada en un cantón cercano a la ciudad de San Vicente.Los llantos de los familiares de la pequeña afectaron aún más a Don Diego quien con los ojos llenos de lágrimas recordó que "mucha gente ha muerto, algunos han sido reconocidos, otros los hemos sepultado como desconocidos. íNunca pensé ver algo así!", exclama.Diego esperaba pacientemente a que en cualquier momento llegaran personeros de la oficina de Medicina Legal de San Vicente para darle, posiblemente, la orden de enterrar a otras víctimas, algo que "ya no quisiera que sucediera".Hasta el momento Protección Civil ha contabilizado en todo el país 152 muertos.En la ciudad de San Vicente, conocida popularmente como la ciudad cuna de la música cumbia en El Salvador, la oficina de Medicina Legal ha reconocido los cuerpos de 37 personas.La administradora de Medicina Legal de San Vicente, Marta Paredes, explicó a la AFP que se temía que se registraran "muchas más víctimas mortales" en la ciudad pues había "muchos desaparecidos", aunque no avanzó una cifra.Quien sí lo ha hecho ha sido el alcalde de San Vicente, Medardo Hernández Lara, quien calcula que los desaparecidos por las lluvias en la periferia de la ciudad ascienden a unos 500, aunque Protección Civil no lo confirma porque se trata de una "especulación"."Yo lo único que le pido a Dios es que ya no haya más muertes, que mi pueblo ha sufrido mucho ya, ver niños, mujeres, ancianos muertos en correntadas o soterrados duele", concluyó Don Diego mientras se disponía a cavar otra tumba "para tenerla lista para cualquier otra persona".

Más noticias

0 Comentarios