Sentencian a 80 años a miembro de pandilla gracias a testigo embarazada

Una mujer que estaba embarazada al momento del trágico incidente, fue la principal testigo en el caso del asesinato de su novio cometido en el 2008 por un miembro de la pandilla Los Sangres o The Bloods.

El Fiscal Estatal de Prince George's, Glenn F. Ivey, informó este martes que Gerald Edward Anderson Jr, de 25 años, fue sentenciado a 80 años de prisión por el asesinato de un joven de 23 años residente de Temple Hills, Maryland, quien en vida respondía al nombre de Gary Randall.

La testigo principal del caso fue una mujer que estaba embarazada al momento del incidente, y quien era la novia de la víctima.

Según el reporte, el crimen del cual se encontró culpable a Anderson ocurrió el 22 mayo del 2008 cuando el acusado persuadió a la víctima de encontrarlo en la avenida 28 de Temple Hills para hacer un trato relacionado con drogas, luego de que tuvieran un desacuerdo.

Cuando la víctima, Gary Randall, llegó al sitio del encuentro el acusado le disparó en la cabeza causándole la muerte, para luego dispararle en la pierna a la novia de la víctima quien estaba embarazada e intentaba huir en el vehículo. Después del disparo la novia de la víctima pidió clemencia a Anderson por su vida y la de su hijo.

La mujer llevó a feliz término su embarazo y pudo atestiguar en contra de Anderson.

Durante el juicio, Anderson fue encontrado culpable del uso de un arma en la comisión de un delito, asesinato en segundo grado y asalto en primer grado, por lo que fue sentenciado a 100 años de prisión con una suspensión de 20 años.

Anderson se había identificado en arrestos previos como un miembro de la pandilla de los Sangres, de quienes usaba colores representativos y tatuajes. 

Más noticias

0 Comentarios