Sentenciados 3 hispanos secuestradores de empresario local

El Juez Crane dictó sentencia a cada uno de los 3 detenidos por secuestrar y amenazar de muerte y por exigir rescate a familiares del detenido.

Juez de Anthony en discrepancia legal Juez de Anthony en discrepancia legal

Juez de Anthony en discrepancia legal

Gilberto Iván González-Pena, de 26 años, José Alfredo González, de 37 años y Uvaldo Quintero, de 27 años, fueron sentenciados a prisión federal por secuestro de un empresario local, anunció este miércoles el procurador de EEUU José Ángel Moreno.

Los 3 detenidos resultaron culpables de secuestro perpetrado en el 2009: González-Pena, de Rio Bravo, Tamaulipas, México, el 29 de mayo; González, de San Antonio, Texas, el 8 de mayo; y Quintero, de Weslaco, Texas, el 31 de marzo.

Este miércoles durante audiencia, el Juez de distrito de los EEUU Randy Crane sentenció a González-Pena, González y Quintero a 13, 14 y 6 años respectivamente. La corte dispuso también que los detenidos fueran sujetos a libertad supervisada durante 3 años. Además de dichas sentencias de encierro.

Se ordenó que González-Pena y González restituyeran a la víctima un monto por $101,000.

El 28 de enero del 2008, un empresario de McAllen fue secuestrado a punta de pistola por González-Pena y otros en McAllen, y fue trasladado a una casa móvil en Mission, Texas. Poco después, González se comunicó con la esposa del empresario exigiendo rescate por $125,000, amenazando con darle muerte al esposo en caso de no acceder al trato. La familia del secuestrado pagó rescate el 30 de enero del 2008. El empresario fue soltado, y presentaba lesiones leves.

Tras escuchar argumentaciones del gobierno y de la defensa este miércoles en corte federal, el Juez Crane dictó sentencia a cada uno de los 3 detenidos por secuestrar y amenazar de muerte y por exigir rescate a familiares del detenido.

La corte tomó en cuenta el grado de participación de cada detenido, y González-Pena resultó ser el principal instigador a mano armada, y González quien telefoneara a los familiares del empresario. La libertad del secuestrado corrió por cuenta de Quintero.

El FBI se hizo cargo de estas pesquisas con ayuda del McAllen Police Department, y los fiscales Leo J. Leo III y Casey MacDonald llevaron el caso.

Más noticias

0 Comentarios