Senado argentino debate ley que reabre canje de deuda en mora

El Senado argentino se disponía este miércoles a sancionar la ley que reabre el canje de una deuda en mora por unos 20.000 millones de dólares, medida que impulsa el Gobierno para normalizar la situación financiera del país ante el mundo, informaron fuentes legislativas.

El Senado argentino se disponía este miércoles a sancionar la ley que reabre el canje de una deuda en mora por unos 20.000 millones de dólares, medida que impulsa el Gobierno para normalizar la situación financiera del país ante el mundo, informaron fuentes legislativas.El proyecto, que tiene la aprobación de Diputados, cuenta con el respaldo de legisladores de la oposición, por lo que el oficialismo descuenta una rápida aprobación en la cámara Alta, según las fuentes.La iniciativa dará una nueva chance a los bonistas rebeldes que rechazaron el canje de deuda de 2005, aunque con condiciones más severas que en aquella operación, adelantó el ministro de Economía, Amado Boudou, que no brindó otras precisiones.Argentina declaró en 2001 una moratoria unilateral de su deuda externa, la mayor de la historia, por 90.000 millones de dólares, medida que convirtió al país en paria de la comunidad financiera mundial.En 2005, el gobierno del entonces mandatario Néstor Kirchner (2003-2007), influyente marido de la jefa de Estado, dispuso una quita de capital e intereses estimada entre 45% y 75% del valor nominal, según el bono, en un proceso que tuvo una adhesión de 76,15% de los tenedores de títulos.Consultoras privadas calculan que la nueva operación tendrá un descuento sobre el capital de 65% y un interés de 8,28% anual.En tanto, el economista Jorge Todesca, director de la consultora Finsoport, estimó el miércoles que el canje tendrá lugar "en un clima favorable en los mercados con una adhesión razonable de parte de los tenedores, calculada en más de 60%"."Será una buena señal de aproximación de Argentina a los mercados" internacionales, dijo Todesca.Kirchner procura normalizar pagos sobre un remanente de 20.000 millones de dólares de capital y unos 9.000 millones de dólares en intereses.El propósito del Gobierno es volver al mercado voluntario de deuda, en razón de que el superávit fiscal primario puede caer del promedio de 3% de los últimos años a sólo 0,6% en 2009, con fuertes necesidades de financiamiento, coinciden analistas del sector financiero.Los tres bancos que el Gobierno designó para realizar la operación, Barclay's, Citibank y Deutsche, han garantizado el canje de al menos 10.000 millones de dólares de bonos en mora.Pero le falta sumar la adhesión de ahorristas de Estados Unidos, Alemania y Japón, e incluso de algunos de los llamados 'fondos buitres' (que compran bonos a precio de remate) que deberán antes renunciar a los litigios que plantearon en los tribunales, según el proyecto oficial.La inciativa suspende la vigencia de la 'ley cerrojo' que prohibe reabrir el canje cumplido en 2005.La iniciativa gubernamental establece una 'ventana' hasta el 31 de diciembre de 2010, aunque establece que ese plazo podrá extenderse hasta que el Poder Ejecutivo "declare terminado el proceso de reestructuración de los títulos públicos", según consta en el texto.El monto global de la deuda argentina, sin contar la de los bonistas rebeldes, supera los 140.000 millones de dólares, que representan casi 50% del Producto Interno Bruto (PIB).Además, Argentina adeuda unos 6.500 millones de dólares al Club de París de potencias prestamistas, que el Gobierno anunció que pretende regularizar.

Más noticias

0 Comentarios