Secuestran al Gobernador del Sur de Colombia

El Gobernador del departamento colombiano de Caquetá fue secuestrado por un comando al parecer de guerrilleros de las FARC.

El gobernador del departamento colombiano de Caquetá (sur), Luis Francisco Cuéllar, fue secuestrado la noche del lunes al martes por un comando al parecer de guerrilleros de las FARC tras atacar con armas su vivienda, confirmaron autoridades locales y nacionales.

El secretario de gobierno de Caquetá, Ediberto Ramón Endo, confirmó el secuestro y recordó que Cuéllar se encontraba amenazado y que en la zona la única guerrilla que opera son las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Tras revelarse el secuestro, el gobierno colombiano ofreció este martes una recompensa equivalente a medio millón de dólares por información que permita dar con Cuéllar.

El ministro de Defensa, Gabriel Silva, dijo que "tenemos una recompensa de hasta 1.000 millones de pesos por cualquier información que nos lleve a la captura de estos narcoterroristas y a la liberación del señor gobernador".

Silva agregó antes de viajar a Florencia, capital de Caquetá, que "por informaciones de inteligencia teníamos información de que se pretendía una acción terrorista en Florencia".

"De hecho, todos los días se ha reunido el comando institucional (del Caquetá), para hacerle seguimiento a esta amenaza que habíamos recibido por inteligencia y en ese sentido hay la capacidad para enfrentar la situación".

Los agresores lanzaron una granada contra la casa del gobernador, en Florencia, y tras un intercambio de disparos con los escoltas de Cuéllar se lo llevaron con rumbo desconocido, indicó la privada Radio Caracol.

La guerrilla marxista de las FARC es la principal agrupación insurgente del país y contra la cual el gobierno del presidente Alvaro Uribe ha enfocado la acción militar del Estado. Según reportó Caracol desde Florencia, en las afueras de la ciudad las FARC y el ejército estaban librando combates, sin conocerse más detalles.

El comandante de la policía colombiana, el general Oscar Naranjo, se desplazó hacia Florencia para ponerse al frente del operativo de búsqueda de Cuéllar.

Según versiones fragmentarias de autoridades locales, el comando guerrillero que plagió al gobernador estaba integrando por entre 15 y 18 hombres que vestían uniformes del comando antisecuestro del ejército, Gaula, e intentaron engañar a los escoltas.

Al verse descubiertos lanzaron la granada contra la puerta de la residencia, al tiempo que se enfrentaron a los escoltas y sacaron al gobernador. En la balacera murió un policía y otros dos uniformados resultaron heridos.

Actualmente las FARC mantienen secuestrados a 24 militares y policías, varios de ellos con más de diez años de cautiverio, y pretenden canjear al menos a 22 de ellos por unos 500 rebeldes presos, lo que es rechazado por el presidente Uribe.

Los últimos dos políticos que el grupo guerrillero tenía en su poder fueron liberados unilateralmente en febrero.

Más noticias

0 Comentarios