Secretario de Estado adjunto de EEUU cumple discreta visita a Colombia

El secretario de Estado adjunto de Estados Unidos, James Steinberg, se reunió el martes con el presidente Alvaro Uribe, en la primera jornada de una discreta visita de dos días a Colombia, su principal aliado en la región, y en el marco de su primera gira por América Latina que también le llevará a Perú.

El secretario de Estado adjunto de Estados Unidos, James Steinberg, se reunió el martes con el presidente Alvaro Uribe, en la primera jornada de una discreta visita de dos días a Colombia, su principal aliado en la región, y en el marco de su primera gira por América Latina que también le llevará a Perú.Al término del encuentro, Steinberg calificó de "muy estrecha" la relación entre ambos países y expresó el apoyo del gobierno de Barack Obama a la política de seguridad democrática de Uribe, que privilegia la estrategia militar frente a las guerrillas izquierdistas y el narcotráfico.Estados Unidos y Colombia suscribieron en 2009 un acuerdo militar que permite a las tropas estadounidenses el uso de bases en territorio colombiano para el combate al narcotráfico y el terrorismo.La reunión se realizó en una finca propiedad de Uribe en la zona de Montería (norte).Tras el encuentro se firmó un acuerdo para promover la igualdad étnica y racial, indicó Steinberg.Durante el resto de su visita que se extenderá hasta el miércoles, el diplomático se reunirá con funcionarios colombianos, miembros de la sociedad civil y grupos defensores de los derechos humanos, indicó la embajada de Estados Unidos en un comunicado.El miércoles, el subsecretario de Estado viajará a Perú.La visita de Steinberg a Colombia sigue a un encuentro de congresistas estadounidenses con Uribe, el pasado fin de semana, cuyas conclusiones no fueron divulgadas, al cancelarse a última hora la conferencia de prensa convocada para ese fin.En las agendas de los dos encuentros, Colombia ha privilegiado su interés en los temas económicos y de cooperación, en especial el TLC suscrito en 2006 pero aún no ratificado en el Congreso estadounidense, donde la mayoría demócrata pide más garantías de respeto de los derechos humanos y laborales por parte del gobierno de Uribe.Antes de la reunión con Steinberg, el canciller colombiano Jaime Bermúdez dijo que en el encuentro se tocarían diversos aspectos de las relaciones bilaterales, pero sin destacar asuntos como el Plan Colombia de lucha contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales.Desde 1999 Estados Unidos ha destinado más de 6.000 millones de dólares al Plan Colombia, aunque en los últimos dos años esos fondos han sufrido continuos recortes.Paralelamente, el acuerdo militar de Colombia y Estados Unidos ha provocado cuestionamientos en varios países de la región, especialmente en Venezuela, cuyo presidente Hugo Chávez lo considera una "amenaza" y para rechazarlo congeló desde julio sus relaciones con el gobierno colombiano.Aunque Colombia es considerado como el principal aliado estadounidense en la región, la relación no resulta tan privilegiada en la administración de Obama como lo era durante el gobierno de George W. Bush.La situación parece haber calado en el gobierno de Uribe, quien en su discurso de fin de año llamó a Estados Unidos a acelerar la aprobación del TLC y reconocer los esfuerzos de Colombia en la "lucha contra el narcotráfico" y "el terrorismo"."Estados Unidos debe reconocer los esfuerzos que nosotros hacemos: somos el país líder en la lucha contra el narcotráfico. Hemos tenido que librar la más intensa batalla contra el terrorismo, y lo hacemos con gran compromiso con los derechos humanos", dijo Uribe entonces.

Más noticias

0 Comentarios