El Secretario Locke alienta a los latinos a participen en el Censo de 2010

El secretario de Comercio Gary Locke participó en el lanzamiento de una histórica campaña nacional para instar a casi 50 millones de latinos en Estados Unidos a que participen plenamente en el censo del 2010.

El Secretario Locke alienta a los latinos a participen en el Censo de 2010 El Secretario Locke alienta a los latinos a participen en el Censo de 2010

El Secretario Locke alienta a los latinos a participen en el Censo de 2010

El secretario de Comercio Gary Locke participó en el lanzamiento de una histórica campaña nacional para instar a casi 50 millones de latinos en Estados Unidos a que participen plenamente en el censo del 2010.

Locke se sumó a la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Nombrados (National Association of Latino Elected and Appointed Officials o NALEO) y otros aliados en el lanzamiento de la campaña Ya es hora, ¡HÁGASE CONTAR!

Declaraciones completas del secretario de Comercio Gary Locke ante la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Nombrados (NALEO)Gracias, Arturo Vargas, y gracias a todos ustedes que participan en este monumental esfuerzo por contar con exactitud a cada residente de Estados Unidos en el Censo del 2010 de Estados Unidos.

El censo de 1980 fue la primera vez que la Oficina del Censo tuvo un formulario impreso a disposición de los residentes hispanohablantes que querían participar en el censo.Hemos progresado mucho desde 1980. Una de las maneras en que llegamos a ese punto fue por medio de alianzas como las que tenemos con la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Nombrados (National Association of Latino Elected and Appointed Officials o NALEO), y otros aquí presentes en este salón.

También hemos tenido una larga y productiva alianza con Arturo, quien ha participado en asuntos relacionados con el censo desde los años 90. Quiero agradecerle en particular a Arturo por su visión y por sus muchos años de servicio en el Comité Asesor sobre el Censo constituido por el secretario.

Hoy es apenas mi tercer día en este trabajo, y no podré quedarme, pero quería decirles lo importante que es su alianza con el Departamento de Comercio y la Oficina del Censo para el éxito del censo del 2010.

Llegué aquí a Washington a las 2 a.m. de la madrugada del lunes. A las 9 a.m., mi primer deber como secretario de Comercio fue dirigirme a muchos de ustedes y más de 300 organizaciones que participaron en la sesión informativa de la Alianza Nacional de la Oficina del Censo.

Esto es indicativo de la importancia que le damos al censo el Departamento de Comercio y yo personalmente, como secretario.

También pueden tener la seguridad de que el gobierno del Presidente Obama toma muy en serio la necesidad de nombrar a un director del censo. Ésta también es una prioridad para mí.

Tom Mesenbourg, el director interino del censo, a quienes todos ustedes conocen muy bien, está aquí y quiero volver a agradecerle por estar tan pendiente y ayudar a planear y poner en práctica un censo exitoso a favor de todos los pobladores de Estados Unidos.

Nuestro equipo —ustedes, Tom, los demás funcionarios civiles de carrera en la Oficina del Censo y yo— tiene como objetivo común realizar el mejor censo de la historia.

Lo bueno es que participar en el censo es fácil y es seguro. Sólo es necesario contestar 10 preguntas en 10 minutos. Y se prohíbe que la información recopilada se comparta con cualquier agencia del gobierno.

Nuestra alianza y la voz de ustedes, que inspira confianza, enviarán un enérgico mensaje de que el censo nos pertenece a cada uno de nosotros como pobladores de Estados Unidos.

Todos reconocemos lo que está en juego:

Todos los años se distribuyen más de $300,000 millones en fondos federales en base a las cifras del censo para servicios vitales como socorro tras catástrofes, atención médica, escuelas, transporte y servicios legales;Proporcionarles las cifras adecuadas a sus comunidades implica otorgarles influencia económica.Y no han dejado la labor sólo en manos de la Oficina del Censo. Están sentando las pautas y tomando las riendas de su destino. Sí, es hora.

El censo es la base de nuestra democracia. No es partidista, es estadounidense y le pertenece a todos los pobladores de Estados Unidos. Se trata de equidad y plena representación, independientemente de situación económica, raza u origen étnico.

El Presidente otorgó $1,000 millones en fondos para la recuperación económica a la Oficina del Censo para que le asigne recursos adicionales a la publicidad y programas de extensión a la comunidad, algo que el Presidente conoce por experiencia propia.

Por primera vez, la Oficina del Censo enviará un formulario bilingüe, en inglés y español, a las zonas con una alta concentración de familias de habla hispana. Estos formularios estarán disponibles en sus comunidades en los puntos Hágase Contar (Be Counted), y representantes del censo prestarán ayuda en los Centros de Asistencia con Cuestionarios (Questionnaire Assistance Centers) allí mismo en sus vecindarios.

Los fondos para la recuperación económica también ayudarán a ampliar el programa de Censo en las Escuelas (Census in Schools), que ayudará a los niños hispanohablantes a comprender el censo. Mis dos hijos traen a casa mucha información de la escuela que me permite estar al tanto de lo que sucede. Me complace que el programa Census in Schools ayude a los niños a alentar a sus padres a participar en el censo.

Un uso final de los fondos para la recuperación económica será generar empleo. Se contratará a cientos de personas en localidades de todo el país para que se comuniquen con organizaciones hispanas y de servicio, y miles de otras serán contratadas directamente en sus vecindarios para que contribuyan a la campaña de conteo casa por casa.

Al acercarse el día del censo del 2010, deseo recordarles que toda persona en este país tiene el derecho y la responsabilidad de participar en el censo. Y tiene derecho a la más absoluta confidencialidad respecto a la información que le proporcione a la Oficina del Censo.

Cuentan con mi palabra y el compromiso de la Oficina del Censo de que resguardaremos su oportunidad de ser contados y protegeremos sus derechos. Nuestro objetivo es claro: Contar a todos una vez, sólo una vez, y en el lugar correcto.

Les agradezco por su tiempo, sus recursos y su compromiso con un censo exitoso.

Más noticias

0 Comentarios