Saramago no se amilana y carga contra la Biblia y su Dios

El escritor portugués José Saramago, premio Nobel de Literatura 1998, arremetió de nuevo este miércoles contra la Biblia por su "violencia" y contra su Dios "que es mala persona", avivando la polémica levantada por sus comentarios con motivo de la publicación de su libro "Caín".

El escritor portugués José Saramago, premio Nobel de Literatura 1998, arremetió de nuevo este miércoles contra la Biblia por su "violencia" y contra su Dios "que es mala persona", avivando la polémica levantada por sus comentarios con motivo de la publicación de su libro "Caín".El escritor portugués, conocido por sus posiciones izquierdistas y su gusto por la provocación, calificó el domingo la Biblia de "manual de malas costumbres" con motivo de la presentación de su último libro que cuenta, no sin ironía, la historia de Caín, el hijo de Adán y Eva que mató a su hermano Abel.Estas declaraciones sentaron muy mal al episcopado, que lo acusó de haber ofendido a los católicos y de llevar a cabo una "operación publicitaria".El Premio Nobel metió de nuevo el dedo en la llaga este miércoles."El Dios de la Biblia es vengativo, rencoroso, mala persona y no es de fiar", persistió el escritor de 86 años."En la Biblia hay crueldad, incestos, violencia de todo tipo, carnicerías. Esto no se puede desmentir; pero bastó con que yo lo dijera para suscitar esta polémica", aseguró."Hay incomprensiones, ya sabemos que sí, resistencias, también sabemos que sí, odios viejos", declaró Saramago durante una conferencia de prensa a las afueras de Lisboa."Soy una persona que genera anticuerpos en mucha gente, pero me da igual. Sigo haciendo mi trabajo".Y volvió a la carga contra la Iglesia."Lo que ellos quieren y no consiguen es poner al lado de cada lector de la Biblia un teólogo que dijese a la persona que aquello no es así, que hay que hacer una interpretación simbólica, a esto lo llaman exégesis", estimó.Pero "el derecho de reflexionar sobre eso es de todos nosotros", insistió, denunciando "la intolerancia de las religiones organizadas".En 1992 Saramago ya había levantado ampollas en Portugal con su "Evangelio según Jesucristo", en el cual mostraba a un Jesús que perdió su virginidad con María Magdalena. El escritor se marchó luego de su país y se instaló en Lanzarote, en el archipiélago español de las Canarias."A veces dicen que soy valiente. Tal vez sea valiente porque hoy no hay inquisición. Si la hubiese, tal vez no habría escrito este libro. Me apoyo en la libertad de expresión para poder escribir", confesó el escritor que dice estar preparando un nuevo libro para el año que viene sobre un tema completamente distinto."Espero que no sea tan polémico. No ando detrás de las polémicas. Tengo convicciones y las expreso", soltó el autor de Ensayo sobre la Ceguera.

Más noticias

0 Comentarios