Santo, mártir o Nobel, Berlusconi despierta pasiones en internet

Santo, mártir o Nobel de la Paz, Silvio Berlusconi despierta todo tipo de pasiones contradictorias en internet que reflejan el amor y también el odio que suscita el controvertido multimillonario jefe de gobierno italiano.

Santo, mártir o Nobel de la Paz, Silvio Berlusconi despierta todo tipo de pasiones contradictorias en internet que reflejan el amor y también el odio que suscita el controvertido multimillonario jefe de gobierno italiano.En la red social Facebook abundan las adhesiones a favor de que le otorguen el premio Nobel de la Paz al político y magnate de las comunicaciones, que han alcanzado las 20.000 firmas."Silvio no salvó de la amenaza comunista al inicio de la década del 90. Como Lech Walesa en Polonia", explica a la AFP Emanuele Verghini, uno de los cinco miembros fundadores del comité pro-Nobel."Hay que rendir homenaje a su compromiso humanitario tanto a nivel nacional como internacional", sostiene.Otro comité favorable recuerda sus logros diplomáticos, el acercamiento a la Libia de Muammar Kadhafi y la mediación en la guerra entre Rusia y Georgia en 2008.Completamente opuestos resultan los grupos "Muerte a Berlusconi", "Muerte a Silvio" y "Matemos a Berlusconi", entre los más populares, con 16.000 adhesiones en Facebook.El administrador de "Matemos a Berlusconi", quien firma con el nombre de "compañero Raúl", sostiene que se trata sólo de un foro "descabellado" que no pretende matar a nadie.Pese a ello, las autoridades italianas solicitaron este jueves a la magistratura que abra una investigación con miras al cierre de las páginas del foro social por instar a matar al jefe de gobierno."He dado disposiciones para que se cierre el foro de Facebook en que se invita a asesinar a Berlusconi", anunció el ministro del Interior, Roberto Maroni.La "exhortación al odio" fue criticada por numerosos ministros y políticos y hasta el líder de la oposición de izquierda, Dario Franceschini, solicitó el cierre."La figura de Silvio Berlusconi divide a los italianos. Parte de la población lo admira, lo defiende, lo entiende y otra lo odia y rechaza con violencia", explicó a la AFP Donatella Campus, profesora de ciencias políticas de la Universidad de Boloña.Testigo de ese frenesí es el éxito de la página "Berlusconi Beato" que clama la beatificación del llamado Il Cavaliere.La página fue fundada como experimento por el profesor de comunicación social de la Universidad La Sapienza de Roma, Massimo Scialó, tras el éxito alcanzado por el grupo que pide, siempre por internet, la atribución del premio Nobel de la Paz a Berlusconi."Me parecía una idea completamente surrealista", comentó el profesor, quien quiso con sus estudiantes medir el nivel de idolatría que genera la figura de Berlusconi al crear la página que pide su inmediata santificación.En sólo tres días, del 12 al 15 de octubre, la página "Berlusconi Beato" recibió 170.000 visitas, de las cuales 91 ofrecían regalos."Hubo muchos comentarios positivos pero también muchos insultos", cuenta Scialó."Pero lo que más me sorprendió fue que la gente creyó que se trataba de una iniciativa seria", dijo.Para el profesor no hubiera ocurrido lo mismo en el caso del presidente francés Nicolas Sarkozy, de la canciller alemana Angela Merkel o el primer ministro británico Gordon Brown."Italia vive una situación anormal, todo gira alrededor de Berlusconi. Se está a favor o contra de él, pero es difícil mantener una posición neutral", subrayó Scialó al recordar que buena parte de su carisma es alimentado y forjado por los canales de televisión y medios de comunicación de su propiedad.

Más noticias

0 Comentarios