Salvadoreños limpian destrozos de huracán Ida y piden ayuda internacional

Los salvadoreños se despertaron este lunes sin lluvia pero con un panorama desolador y la tarea de retirar piedras, lodo y cadáveres tras las lluvias torrenciales que acompañaron al huracán Ida dejando al menos 130 muertos mientras las autoridades esperan la ayuda internacional.

Los salvadoreños se despertaron este lunes sin lluvia pero con un panorama desolador y la tarea de retirar piedras, lodo y cadáveres tras las lluvias torrenciales que acompañaron al huracán Ida dejando al menos 130 muertos mientras las autoridades esperan la ayuda internacional.Ida, debilitado ya a tormenta tropical, avanzaba por el Golfo de México con vientos máximos de 110 km/h, acercándose a la costa estadounidense, mientras en El Salvador la población y socorristas retiran remanentes dejados por las correntadas, mientras buscan a la vez posibles desaparecidos."La correntada se llevó la gente de las casas y revolcó cultivos", dice Javier Martínez, un campesino que observa la destrucción dejada en San Vicente, en el este de El Salvador, por las fuertes lluvias que acarreó Ida."En ese valle había casas, plataneras (plantaciones de banano) y ahora es una desgracia", relata Martínez.Mientras tanto, las autoridades reclamaban ayuda internacional. "Los salvadoreños no estamos solos, hemos tenido la voz solidaria de varios países del mundo y del sistema multilateral y esa ayuda se empezará a canalizar inmediatamente pues comenzarán a llegar (este lunes) los primeros cargamentos de ayuda", afirmó el canciller salvadoreño, Hugo Martínez. En la noche del domingo el presidente Mauricio Funes, decretó el estado de emergencia nacional, con lo que su gobierno da luz verde para que se destinen fondos especiales para atender la emergencia suscitada por las lluvias, aunque el monto de dinero a utilizar no ha sido precisado.Por ahora, esta nación centroamericana ha recibido ofrecimientos de ayuda de países como Cuba, Japón, Panamá, Venezuela y Guatemala, además de la Unión Europea y las Naciones Unidas, explicó Martínez.Este lunes el canciller salvadoreño se reunirá con el cuerpo diplomático acreditado en el país para presentarle la actual situación de emergencia y definir los mecanismos de cooperación.En tanto, el ministro de Gobernación, Humberto Centeno, señaló que se espera iniciar en el corto plazo la evaluación de daños que han dejado al país las lluvias que se han mantenido desde el pasado jueves. El presidente salvadoreño agregó que en los próximos días con ayuda de técnicos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y de las Naciones Unidas se efectuará un estudio sobre los daños y el costo de los mismos.Según el balance del director de Protección Civil, Jorge Meléndez, el ciclón dejó 130 muertos y dejó a 10.348 personas evacuadas, en albergues de todo el país.En un conteo preliminar de daños materiales por las lluvias dado a conocer en la noche del domingo se contabilizaba 1.570 casas dañadas, 168 viviendas destruidas y 1.400 viviendas en condiciones de alto riesgo."Los salvadoreños hemos sufrido catástrofes, unas más grandes que otras, pero siempre hemos salido adelante y de esta vamos a salir", remarcó el ministro de Gobernación.El presidente Funes señaló que las pérdidas humanas y daños causados por las lluvias "es la expresión" de la "vulnerabilidad" del territorio salvadoreño ante fenómenos naturales.Funes, quien este lunes tiene previsto visitar las zonas dañadas por las lluvias, también señaló que, de momento, "es incalculable" poner una cifra "a la magnitud de los daños" causados por las lluvias.Los departamentos más afectados por las lluvias son los centrales departamentos de San Salvador, La Libertad, Cuscatlán, La Paz y el oriental departamento de San Vicente.

Más noticias

0 Comentarios