El Salvador declara fin de emergencia por lluvias que dejaron 198 muertos

El gobierno salvadoreño declaró este jueves terminada la emergencia causada por las fuertes lluvias del 7 y 8 de noviembre, que dejaron 198 muertos, 77 desaparecidos y millonarias pérdidas, y centrará los esfuerzos en la reparación de la infraestructura y las casas dañadas.

El gobierno salvadoreño declaró este jueves terminada la emergencia causada por las fuertes lluvias del 7 y 8 de noviembre, que dejaron 198 muertos, 77 desaparecidos y millonarias pérdidas, y centrará los esfuerzos en la reparación de la infraestructura y las casas dañadas.El fin de la fase de emergencia fue anunciado por el director nacional de Protección Civil, Jorge Meléndez, quien señaló que todavía permanecen en albergues casi 5.000 personas afectadas por las lluvias."Todavía tenemos albergadas a 4.821 personas en 56 albergues, es decir que está situación de riesgo se mantiene" en la zona afectada por las lluvias, declaró Meléndez.Las torrenciales precipitaciones que marcaron un trágico final del invierno centroamericano provocaron deslaves y anegaron extensas zonas urbanas y agrícolas de los departamentos centrales de San Salvador, La Libertad y Cuscatlán, y los surorientales de San Vicente y la Paz.Debido a las lluvias caídas la madrugada del miércoles los responsables de Protección Civil evacuaron a 160 familias de zonas de peligro en el área de los poblados de Guadalupe y Verapaz, 70 km al este de la capital.Ahora las autoridades se centrarán en reparar la infraestructura y reconstruir las viviendas destruidas, 638 según el último balance, y reubicar a 1.250 familias cuyas casas no sufrieron daños pero quedaron en una situación de "altísimo riesgo", precisó Meléndez.Las autoridades buscan además reanudar el abastecimiento de agua potable en las zonas impactadas por las lluvias."Seguimos con problemas de agua potable, seguimos con problemas en la red vial porque tenemos dañados 47 puentes y todavía 70 carreteras que están habilitadas, pero que no se puede decir que ya estén totalmente habilitadas", enfatizó Meléndez.En varias carreteras se restableció en forma provisional el tránsito, pero las autoridades de Obras Públicas deberán asfaltarlas además de realizar millonarios trabajos de mitigación para evitar futuros percances.En tanto, el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, declaró que se deberá limpiar un canal de desagüe del lago de Ilopango, unos 14 km al este de San Salvador, debido a que nunca se le dio mantenimiento y fue afectado por los derrumbes provocados por las lluvias.En tanto, la Comisión Económica para América Latina de la ONU (CEPAL), que realiza desde hace ocho días una evaluación de los daños, estimó que la emergencia vivida no impactará el Producto Interno Bruto salvadoreño."Yo adelantaría que por las características del evento, que en cierta forma fue concentrado aunque fue muy dramático en determinadas poblaciones (...), el efecto global sobre la economía va a ser muy limitado", declaró el consejero regional de CEPAL, Ricardo Zapata."De hecho en la evolución del producto de este año no va a tener prácticamente ningún efecto", agregó Zapata.

Más noticias

0 Comentarios