Salvada por el ruso

Oleg ha vuelto a desplegar su manto protector sobre la mexicana. Por fin él ha encajado todas las piezas del puzzle: el traidor es Aljarafe. Hombre de pocas palabras, se limita a citar una regla del ejército ruso para ayudar a Teresa a aclarar su mente. ¿Entendió Teresa el consejo? ¿Será capaz de vengarse del padre de su hijo?

Oleg ha abierto finalmente los ojos a Teresa revelándole que Aljarafe es el traidor que está filtrando información a la policía. Y no sólo eso: Teo también está dispuesto a ser el testigo principal en un futuro juicio contra Teresa Mendoza.

“Esta misma tarde ha estado declarando en el despacho del juez”, dice Yasikov.

En medio de su estupefacción, la primera reacción de Teresa es tratar de defenderle, buscar las razones que pudieran llevarle a hacer algo así. Pero su buen amigo Oleg detiene pronto sus elucubraciones: “Lo verdaderamente importante es que ha sido capaz de venderte”.

Enfrentada a una verdad tan incontestable, Teresa confiesa aterrada a su amigo y protector que está embarazada de Teo, un hecho que desde luego no ayuda a tomar decisiones rápidas.

Hombre de pocas palabras, Yasikov se limita a citar una regla del ejército ruso para ayudar a Teresa a aclarar su mente. ¿Entendió Teresa el consejo? ¿Será capaz de vengarse del padre de su hijo?

Más noticias

0 Comentarios