Saltan de avión en nuevo traje con alas

En los Alpes franceses, fanáticos de los deportes extremos experimentan nuevas emociones con un traje “volador”.

La vestimenta logra un efecto de alas en las extremidades, lo que les permite deslizarse por el aire y una gran sensación de libertad. Libres como pájaros. Bueno, en realidad, libres como un murciélago sería más exacto, dada la forma de sus alas.

Estas personas son fanáticas de volar con “trajes alados” un deporte extremo que les permite deslizarse por el cielo, sin el pesado equipo habitual.

“Es un mono con alas bajo los brazos y las piernas, que nos permiten volar. Y realmente sientes que estás volando, como si fueras un pájaro, es verdaderamente genial”, dice Geraldine Fasnacht, profesional en deportes extremos.

Geraldine Fasnacht tiene 29 años y es campeona de snowboard, pero es multifacética.
Con cerca de 1,500 vuelos en su haber, no se le puede decir novata. Abandonó su carrera para dedicar su vida a los deportes extremos.

Así que cuando salta al vacío desde un avión a 50 millas por hora, que no está coqueteando con la muerte sino buscando diversión. 

“Por supuesto que es peligroso, al igual que todos los deportes de montaña, no creo que esto sea más peligroso que el montañismo. No traspasamos nuestros límites. Yo conservo mis límites para disfrutar, y alcanzar el suelo con una sonrisa”, agrega Geraldine Fasnacht.
Una experiencia inigualable.  Pero sólo para expertos.

“¡Es lo máximo!”, añade Geraldine Fasnacht.

Más noticias

0 Comentarios