Sacerdotes de Colombia y Venezuela juegan un partido de fútbol por la hermandad

Sacerdotes católicos de varios puntos de la frontera entre Colombia y Venezuela jugaron el lunes un partido de fútbol cuyo propósito fue hacer votos por el pronto restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los Gobiernos de ambos países.

Sacerdotes católicos de varios puntos de la frontera entre Colombia y Venezuela jugaron el lunes un partido de fútbol cuyo propósito fue hacer votos por el pronto restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los Gobiernos de ambos países."Haciendo uso del cariño y el respeto que las comunidades de ambos lados de la frontera sienten hacia nosotros, sus sacerdotes, decidimos hacer este partido amistoso como nuestro mensaje de paz y deseo por que ambos gobiernos encuentren los caminos del diálogo", dijo a la AFP Jaime Prieto, impulsor de la iniciativa y obispo de la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta, donde se disputó el encuentro.Para el prelado, se trata de un buen mensaje para los presidentes colombiano, Álvaro Uribe, y venezolano, Hugo Chávez. "En el futbol, todos queremos hacer goles, pero prima el juego limpio y el propósito de no hacerle daño al contrario", sostuvo Prieto."Sacerdotes venezolanos y colombianos jugamos pensando en dar lo mejor de cada uno. Pero, una vez se acabó el partido, ganamos todos. No hubo perdedor. Queda la experiencia de saber que, sin los otros, el encuentro es imposible. Nos dimos un abrazo y quedamos como los hermanos de siempre", concluyó el obispo.El encuentro, que se llevó a cabo hacia el mediodía del lunes en el Estadio General Santander de la ciudad de Cúcuta, congregó a 3.000 espectadores oriundos de Colombia y Venezuela que vistieron camisetas blancas y lanzaron globos del mismo color, para abogar por la paz en la frontera.Los Gobiernos de Chávez y Uribe sostienen un clima de tensión diplomática, con consecuencias negativas en especial para la población de la frontera común, después de que el mandatario venezolano decidiera romper relaciones con Bogotá tras la firma de un acuerdo militar entre Colombia y EEUU, que a su juicio es lesivo para su país.Chávez rechaza el acuerdo que permite a efectivos estadounidenses el uso controlado de bases militares colombianas, y hace una semana llamó a los responsables militares y al pueblo venezolano a "prepararse para la guerra", aunque días después negó buscar un conflicto armado con Colombia.

Más noticias

0 Comentarios