Sabella se queda conforme con el resultado y Farías critica el arbitraje

Tras el triunfo de Estudiantes de la Plata por 2-1 ante el Pohang Steelers, que terminó con ocho, este martes en semifinales del Mundial de Clubes de fútbol, el técnico argentino Alejandro Sabella se mostró conforme, mientras el brasileño Sergio Farías criticó el arbitraje.

Tras el triunfo de Estudiantes de la Plata por 2-1 ante el Pohang Steelers, que terminó con ocho, este martes en semifinales del Mundial de Clubes de fútbol, el técnico argentino Alejandro Sabella se mostró conforme, mientras el brasileño Sergio Farías criticó el arbitraje."El segundo tiempo comenzó de manera pareja a cómo fueron los últimos veinte minutos del primero. Porque en los primeros 25 Estudiantes fue mejor. Con nuestro segundo tanto al equipo coreano se le puso cuesta arriba el partido. Con las expulsiones, a pesar de que descontaron, ya no tuvieron posibilidades. Es difícil jugar con un jugador menos, imagínense con tres", destacó Sabella.Mientras tanto, su colega brasileño del equipo surcoreano criticó mucho el arbitraje del italiano Roberto Rosetti, que expulsó a tres de sus jugadores, entre ellos al arquero Hwa Yong Shin (minuto 77), lo que provocó que el delantero brasileño Denilson, autor del tanto de descuento, se calzara los guantes al no quedar cambios disponibles."Cuando se propone hacer un evento como éste es muy importante que la credibilidad de la competición no se ponga en duda, y hoy pasó eso. Hoy la credibilidad estuvo ausente (...) Hubo fallos de arbitraje. El árbitro utilizó criterios diferentes para cada equipo", subrayó por su parte Farías.Rosetti mostró ocho cartones amarillos a los surcoreanos, dos de ellos a los mismos jugadores, expulsándolos automáticamente, y una roja directa al arquero por una falta como último jugador. En el bando sudamericano, sólo Juan Sebastián Verón fue amonestado."Cada vez que termina un partido en Argentina digo lo mismo. Es muy difícil ser árbitro. El no tiene hinchas, 'torcedores', 'fans', como quieran llamarles, y puede cometer errores", dijo Sabella, de 55 años."Pero, de acuerdo con el actual reglamento, creo que todos fueron bien expulsados. Se puede opinar diferente, el fútbol es muy pasional. Yo no vi bien el primer gol, no sé si hubo obstrucción al arquero, pero en el de Denilson pudo haber off-side", aseveró quien fuera jugador del River Plate de Buenos Aires.Farías, de 42 años, insistió: "ellos comenzaron casi sin dinámica y creí que el partido estaba de nuestro lado. Pero el árbitro, yo creo que juzgó con criterios diferentes a cada equipo y eso fue decisivo. Quien vino al estadio y tiene ojos vio a un equipo descansado, pero con problemas de penetración en nuestra defensa. Inclusive, con tres jugadores más, se veían preocupados".A ambos equipos les queda un partido por delante. A Estudiantes frente a Barça o Atlante en la final, y al Pohang Steelers ante el perdedor entre éstos."Esperaremos al ganador para dar lo mejor, lo máximo como profesionales, y por respeto a Estudiantes, que después de cuarenta años está de nuevo en la final (...) Atlante va a hacer su juego, ataca bien, es muy versátil. Barcelona es el mejor equipo del mundo en este momento", subrayó Sabella.Por su parte, el técnico brasileño se mostró escéptico en cuanto a las posibilidades de los argentinos."No creo que (Estudiantes) gane la final (...) Yo, por mi parte, voy a tener problemas para armar mi equipo para el partido por el tercer puesto, con tantos expulsados", se lamentó el técnico que piensa seguir al frente del Pohang Steelers dos años más, los que le quedan de contrato.

Más noticias

0 Comentarios