Rusia: siguen pista terrorista en accidente de tren que dejó 39 muertos

Al menos 39 personas murieron en Rusia al descarrilar en la noche del viernes un tren de pasajeros entre Moscú y San Petersburgo, y la pista terrorista era privilegiada este sábado por los investigadores.

Al menos 39 personas murieron en Rusia al descarrilar en la noche del viernes un tren de pasajeros entre Moscú y San Petersburgo, y la pista terrorista era privilegiada este sábado por los investigadores.La principal teoría sobre el origen del descarrilamiento de un tren de pasajeros durante la noche del viernes en Rusia es la de un atentado, declaró el sábado el presidente de la compañía rusa de ferrocarriles, Vladimir Yakunin, a los medios de comunicación rusos."La principal tesis que estudian los investigadores es la de la explosión de un artefacto colocado por desconocidos. Es decir, un atentado", declaró Yakunin a la televisión rusa desde el lugar de la catástrofe ferroviaria.El descarrilamiento tuvo lugar el viernes en una de las líneas de tren más frecuentadas de Rusia, la que une Moscú con San Petersburgo, a 284 km de la capital, cerca de la localidad de Uglovka. El último balance provisional es de 39 muertos."En total, son 39" los muertos, declaró Alexander Basulin, un responsable del ministerio ruso de Situaciones de Emergencia citado por la agencia ITAR-TASS. "Había 25 en un principio y otros 14 fueron encontrados fuera del vagón", dijo.El balance precedente daba cuenta de 25 muertos y 95 heridos. De su lado, la agencia Interfax también indicó que el balance había aumentado a 39 muertos, citando a un responsable local no identificado.El descarrilamiento de varios vagones del Nevski Express, un tren de gran lujo utilizado a menudo por los turistas extranjeros, se produjo a las 21H34 locales (18H34 GMT) en el límite de las regiones de Novgorod y de Tversk (noroeste de Rusia), según un portavoz de la empresa de ferrocarriles.Por el momento se desconocen las causas de la catástrofe, pero varios responsables ya indicaron que se estudiaba la pista terrorista."Hay hechos objetivos que permiten a los investigadores contemplar una explosión debida a un artefacto explosivo colocado (cerca de las vías) como una de las explicaciones posibles", declaró a la televisión rusa el director de los ferrocarriles rusos (RZD)."Un eventual atentado es una de las versiones" de la policía sobre el accidente, había indicado antes un responsable de ferrocarriles, citado por Itar-Tass.Se inició una investigación criminal por "terrorismo" y "detención ilegal de armas de fuego y explosivos", indicó una portavoz de la fiscalía rusa a las agencias.Según una fuente de las fuerzas del orden rusas, citada por Interfax, "un cráter de obús de un metro de diámetro fue descubierto cerca de la vía ferroviaria, y algunos testigos afirmaron haber escuchado una fuerte detonación antes del accidente".Podría tratarse de "la explosión de un artefacto colocado bajo uno de los vagones", señaló la agencia Ria-Novosti citando a sus propias fuentes dentro de las fuerzas del orden.En agosto de 2007, un atentado con bomba provocó en Rusia el desacarrilamiento de un tren del mismo tipo, el Nevsky Express, dejando 60 heridos y alertando sobre el peligro de ataques de la rebelión chechena o de grupúsculos nacionalistas.El tren que sufrió el accidente estaba formado por 14 vagones que transportaban a unos 660 pasajeros, señaló el ministerio ruso de Situaciones de Emergencia citado por ITAR-TASS.Varios equipos médicos y dos aviones del ministerio ruso de Situaciones de Emergencia con equipos de hospital ambulantes fueron enviado a la región, a donde también se mandó un tren de reserva, según la misma fuente.Hacia las 01H00 GMT del sábado, todos los pasajeros ya habían sido evacuados y los heridos hospitalizados. Mientras tanto, en el lugar del accidente proseguían las tareas de rescate."Dos vagones volcaron completamente. Varias personas fueron aplastadas bajo las construcciones metálicas. Escuché gritos y gemidos", declaró un pasajero, Andrei Abramenko, teniente coronel de la policía, citado por el canal de televisión Vesti 24."El jefe del Estado (Dimitri Medvedev) encargó al responsable del Servicio Federal de Seguridad (FSB), Alexander Bortnikov, y al fiscal general ruso, Yuri Chaika, que pusieran en marcha una investigación sobre las causas" del descarrilamiento, indicó en un comunicado.Asimismo, el ministro de Situaciones de Emergencia, Serguei Shoigu, convocó en Moscú una reunión de urgencia con sus homólogos del Interior, Rashid Nurgaliev, y de Sanidad y Desarrollo Social, Tatiana Golikova, y tenía previsto trasladarse al lugar del incidente el sábado por la mañana, según Interfax.

Más noticias

0 Comentarios