En Rusia las populares sanguijuelas lo curan todo

Utilizadas por cirujanos, dentistas e incluso ginecólogos, las sanguijuelas son cada vez más populares en todo el mundo.

En esta clínica en el centro de Moscú, los pacientes se curan con sanguijuelas. Y es que estos gusanos acuáticos de hasta doce centímetros de largo y uno de ancho, tienen propiedades terapéuticas. Irina tiene problemas ginecológicos y lo ha intentado todo. Por primera vez, está probando la terapia con estos gusanos conocida como Hirudoterapia.

La doctora Pietrakova dejó su trabajo de médica de urgencias para especializarse en Hirudoterapia. Para ella, las sanguijuelas son a menudo más eficaces que las medicinas tradicionales.

"Las sanguijuelas tienen un papel anti-inflamatorio, ayudan a regenerar tejidos, prevenir la coagulación y diluyen la sangre", dijo Galina Pietrakova, doctora especialista en sanguijuelas.

La terapia con sanguijuelas es una tradición en Rusia. Así que hay explotaciones agrícolas, como esta, donde crían estos animales. En esta granja, la más grande del país, se las mima dándoles su comida favorita: sangre de vaca.

Con la popularización de los productos naturales, las sanguijuelas también se han puesto de moda. No sólo en Rusia, sino también en el resto del mundo. La empresa las exporta incluso a Francia.

La empresa además se ha diversificado. Ahora ofrece cosméticos, champús, cremas de mano o contra las arrugas todas a base de sanguijuela.

Más noticias

0 Comentarios