Rige ley seca y prohibición de propaganda política en Bolivia

Una drástica ley seca y la prohibición de propaganda y reuniones políticas comenzaron a regir desde el viernes en Bolivia, poco antes de las elecciones generales del domingo, cuando 5 millones de bolivianos renueven la presidencia y las cámaras legislativas.

Una drástica ley seca y la prohibición de propaganda y reuniones políticas comenzaron a regir desde el viernes en Bolivia, poco antes de las elecciones generales del domingo, cuando 5 millones de bolivianos renueven la presidencia y las cámaras legislativas.El cumplimiento de esas restricciones -que se hacen más rigurosas a medida que se acercan las elecciones- está a cargo de los gobiernos departamentales.En el día del sufragio, que es obligatorio en este país, los bolivianos están impedidos de desplazarse de una región a otra o "el traslado de ciudadanos de un recinto electoral a otro", según la regulación boliviana, conocida como 'auto de buen gobierno'.También rige "la prohibición del expendio y consumo de bebidas alcohólicas", inclusive en domicilios particulares, "48 horas antes y hasta 12 horas después de la realización de las elecciones generales y referéndums 2009".En ese mismo período está "absolutamente prohido (..) portar armas de fuego, punzo cortantes o instrumentos contundentes y peligrosos".Además rige prohibición para la propaganda política y las manifestaciones "o incitaciones a interrumpir el orden público en las proximidades de recintos electorales o mesas de sufragio".Desde este viernes las radios y televisoras han dejado de emitir la profusa y machacona propaganda política que durante dos meses saturó al oyente o televidente con estridentes spots.Bolivia elegirá el domingo presidente y vicepresidente, además de senadores y diputados.

Más noticias

0 Comentarios