Revés electoral para demócratas en EEUU tras un año de Obama en el poder

Los demócratas sufrieron reveses electorales en Estados Unidos al perder este martes sus gobernadores en Virginia y Nueva Jersey a manos republicanas, en comicios locales considerados como un test para el presidente Barack Obama un año antes de las cruciales elecciones de 2010.

Los demócratas sufrieron reveses electorales en Estados Unidos al perder este martes sus gobernadores en Virginia y Nueva Jersey a manos republicanas, en comicios locales considerados como un test para el presidente Barack Obama un año antes de las cruciales elecciones de 2010.El candidato republicano Chris Christie arrebató el cargo de gobernador de Nueva Jersey (este) al candidato saliente demócrata Jon Corzine.Christie obtuvo 49% de los votos contra 44% para Corzine, en una de las elecciones locales más disputadas de este martes en Estados Unidos, según las proyecciones de los canales de televisión NBC y CNN.Corzine había sido respaldado activamente por el presidente Obama, que se desplazó el domingo para hacer campaña a su favor, en una disputa cabeza a cabeza contra Christie que terminó conquistando el bastión demócrata.En Virginia, los demócratas también sufrieron una derrota a manos de un republicano, Bob McDonnell, que también ganó la elección para gobernador, con un 59% de los votos, según estimaciones de medios de prensa estadounidenses.Los resultados del martes eran considerados como un test antes de los comicios de 2010, en que un tercio del Senado, toda la cámara de Representantes y más de dos tercios de los cargos de gobernador estarán en juego en las elecciones de mitad de mandato, cruciales para el gobierno de Barack Obama.El portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs minimizó de inmediato la importancia de los comicios locales del martes. "No creemos que signifiquen demasiado de cara a 2010", aseguró."No creo que el presidente los considere como significativos para nuestros esfuerzos legislativos y para el futuro político", comentó el vocero.En el norte del Estado de Nueva York, donde estaba en juego un escaño en el Congreso federal, la elección fue un premio consuelo para los demócratas, cuyo candidato Bill Owens se impuso con 49% de los votos, según proyecciones de NBC.El "outsider" del Partido Conservador, Douglas Hoffman, impulsado por el ala derecha de los republicanos, obtuvo según las mismas proyecciones un 45%.En otra elección importante del martes, pero sin consecuencias para la batalla entre republicanos y demócratas, el alcalde de Nueva York y hombre más rico de la ciudad, Michael Bloomberg, resultó reelegido para un tercer mandato.Bloomberg, candidato independiente, obtuvo el 51% de los votos contra el demócrata William Thopmson que, a pesar de superar ampliamente los pronósticos de las encuestas, con un 46% -según proyecciones del New York Times y el canal NBC- no logró arrebatar el gobierno de la ciudad al magnate de los medios.Electo por primera vez en 2001, dos meses después de los atentados del 11 de setiembre, Bloomberg obtuvo un tercer mandato de cuatro años tras invertir en la campaña electoral 100 millones de dólares de los 17.000 millones que posee.En tanto, el Estado de Maine (noreste) rechazó por referendo una ley promulgada en mayo pasado que avaló el casamiento homosexual.Por un estrecho 53% a 47%, los ciudadanos de Maine se opusieron a la ley aprobada en mayo, con el 87% de los votos escrutados a primera hora del miércoles.La ley había sido adoptada por la legislatura estatal y promulgada por el gobernador John Baldacci en mayo pasado, que aprobó el casamiento homosexual también permitido en otros cinco Estados del país.

Más noticias

0 Comentarios