Revelan en juicio por crímenes de marina argentina que Cavallo elude prisión

El militar retirado Ricardo Cavallo, un sanguinario exterminador de la dictadura argentina (1976-83), extraditado por México y España, evita con engaños cumplir la prisión preventiva, se denunció el miércoles en el juicio al ex capitán de corbeta Alfredo Astiz y otros marinos por crímenes de lesa humanidad.

El militar retirado Ricardo Cavallo, un sanguinario exterminador de la dictadura argentina (1976-83), extraditado por México y España, evita con engaños cumplir la prisión preventiva, se denunció el miércoles en el juicio al ex capitán de corbeta Alfredo Astiz y otros marinos por crímenes de lesa humanidad."Hace un mes que Cavallo está fuera de la cárcel y este Tribunal no tiene conocimiento. Lo internaron en el Hospital Naval por un problema de salud, dolor cervical, que no lo justifica", dijo el abogado Rodolfo Yanzón al iniciarse la segunda jornada del juicio.Cavallo (57 años), alias 'Serpico', un capitán de corbeta retirado, escuchaba en ese momento la denuncia sentado en el banquillo, sin inmutarse, cerca de Astiz (58), alias 'El ángel rubio de la muerte', y otros 15 de los 19 acusados que actuaron en la tenebrosa Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), comprobó la AFP.Los marinos de guerra están imputados por el secuestro y desaparición de dos monjas francesas y de la fundadora de Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor, además del escritor y periodista Rodolfo Walsh, entre casi un centenar de casos de terrorismo de Estado.Cavallo "pidió un turno de atención médica y nunca volvió al penal (de Marcos Paz, en la periferia noroeste)", dijo el abogado.Esta vez, a diferencia de la primera audiencia del viernes pasado, Astiz no mostró en forma provocadora, a la vista de todos, el libro "Volver a matar" y llevaba en sus manos una carpeta color rosado, aunque volvió a vestirse con suéter y pantalón informal, mientras que sus camaradas lo hicieron de traje.Una situación que se repitió en esta segunda jornada fueron las sonrisas y el tono burlón de los familiares de los acusados, ubicados en un balcón del recinto, cada vez que se leían los cargos de los graves delitos.Una de las acusaciones leídas este miércoles apuntó al capitán médico Carlos Capdevila, a quien los testigos señalan como partícipe de las sesiones de torturas en el centro clandestino montado en la ESMA.Cavallo había sido detenido en México, donde se radicó como empresario, y fue extraditado en 2003 a España, país que a su vez otorgó la extradición a Argentina en 2008.En España fue acusado de 227 desapariciones de personas, 10 secuestros, 152 lesiones y 407 hechos de terrorismo, y la Fiscalía de la Audiencia Nacional española pidió para Cavallo entre 13.000 y 17.000 años de cárcel.También actuó en el llamado 'Centro Piloto de París', una organización de inteligencia montada por la dictadura en la embajada argentina en Francia, destinada a detectar y perseguir a exiliados en Europa, según investigaciones de la justicia argentina.

Más noticias

0 Comentarios