¿Resfrío, gripe o alergia?

¿Existe alguna manera de diferenciar si una persona que presenta los mismos síntomas tiene gripe, resfrío o una alergia?

Jessica tiene estornudos, ojos rojos, nariz tupida, catarro y tos, e inmediatamente dice: Ay Dios mío, ya me resfrié.
Carlos tiene estornudos, ojos rojos, nariz tupida, catarro y tos, e inmediatamente dice: Ay Dios mío, ya me dio la gripe.
Patricia tiene estornudos, ojos rojos, nariz tupida, catarro y tos, e inmediatamente dice: Ay Dios mío, ya me empezó la alergia otra vez.

¿Existe alguna manera de diferenciar si una persona que presenta los mismos síntomas tiene gripe, resfrío o una alergia? Hoy veremos que sí es posible, y que conocer esa diferencia es importante porque las complicaciones, el tratamiento y el curso del proceso son muy diferentes en esas tres enfermedades.

Para empezar, esos tres padecimientos tienen causas diferentes. El

resfrío

es causado por alguno de los doscientos tipos de virus conocidos como rinovirus o virus respiratorios, los cuales tienen una capacidad muy especial de causar daño casi exclusivo en el aparato respiratorio. La

gripe o influenza

es causada por algunos de los también cientos de virus de la gripe, virus que a diferencia de los que ocasionan el resfrío, no solamente atacan al aparato respiratorio, sino que tienen además un efecto más generalizado en el organismo (o como se llama en medicina, una acción mas sistémica). Por su parte, las

alergias

no son enfermedades infecciosas sino son más bien consecuencia de una reacción exagerada del sistema de defensa ante el estímulo de sustancias causantes de alergia (alergenos); por lo tanto, a diferencia del resfrío y la gripe, las alergias no son contagiosas.
NOTA: Para mayor información sobre las alergias, por favor lea nuestro post anterior sobre el tema.

El segundo aspecto importante para diferenciar esos padecimientos (sobre todo alergias de resfríos y gripes) es el tiempo. Si es que el problema dura de 5 a 7 días, puede que sea una gripe o un resfrío, pero las alergias, dependiendo del tiempo de contacto con las sustancias que las causan, generalmente duran meses enteros. No es raro que la gente con alergias diga que “sufre de 15 a 20 gripes al año”, o como ellos dicen: “yo estoy con gripe todo el tiempo”. Las gripes y los resfríos son enfermedades infecciosas que duran pocos días y no se repiten frecuentemente. Una persona adulta puede tener de 2 a 3 resfríos y una a dos gripes por año, los niños pequeños pueden sufrir hasta 8 resfríos al año y una o dos gripes en el mismo tiempo. Como dijimos, mientras que la persona esté en contacto con las sustancias que causan las alergias, los síntomas son constantes, persistentes y duraderos.

Sabiendo que el factor tiempo es fundamental para diferenciar las alergias del resfrío y la gripe, veamos ahora cómo se pueden diferenciar estas ultimas dos enfermedades. Para decirlo en pocas palabras, la diferencia entre un resfrío y una gripe es que “

el resfrío se concentra en la cabeza”, mientras que la gripe afecta todo el cuerpo

Los resfríos “se concentran en la nariz”. Empieza con estornudos, congestión nasal, catarro nasal líquido y a veces ardor en la garganta. Casi no hay fiebre (excepto en niños pequeños) y casi no hay síntomas generales como malestar, falta de apetito, dolor de músculos y de huesos. La gripe por su parte, afecta todo el cuerpo y empieza de un momento a otro con fiebre alta en niños y adultos, acompañada de severo dolor muscular, cansancio, falta de apetito y decaimiento severo. La gente describe lo que siente diciendo que parece que “un camión lo hubiera pasado por encima”. Existe también congestión nasal, catarro, estornudos y un mayor dolor y enrojecimiento de la garganta.

Al ser enfermedades virales, ni la gripe ni el resfrío se curan con antibióticos.

Esto es muy importante dada la mala costumbre de la gente que al menor estornudo y dolorcito de garganta ya está automedicándose con antibióticos.

Los resfríos pasan en una semana a lo máximo y es raro que se compliquen

, aunque en algunos casos pueden ocasionar sinusitis, otitis o bronquitis.

La gripe por su parte es mucho más traicionera porque puede complicarse con graves neumonías

, especialmente en niños muy pequeños, ancianos débiles o personas que están recibiendo algún tipo de tratamiento que disminuye su sistema de defensa. De hecho, solo en Estados Unidos, cada año, casi 40.000 personas mueren por la gripe.Y no podemos olvidar la dantesca pandemia de gripe de 1918, que acabó con la vida de aproximadamente 60 millones de personas en el mundo entero.

Es importante saber también que la gripe tiene prevención

: existe una vacuna que debe ser recibida por niños menores de 5 años, adultos mayores de 65 años y por personas que estén recibiendo algún tipo de tratamiento que debilite el sistema de defensa: cáncer, transplantes de órganos, diabetes, artritis o lupus.

Además de reiterarles que no hay que tomar antibióticos para esas enfermedades, nuestra recomendación final es tener siempre al médico de cabecera para consultarlo en caso de que se presente una complicación.

Por último, es importante saber que, además de los estornudos, las manos son el principal vehículo de contagio del resfrío y las gripes (además por supuesto de muchas otras enfermedades infecciosas).

Enseñar a los niños a lavarse las manos en la casa es fundamental como medida de control de enfermedades infecciosas.

El Dr. Elmer Huerta ve pacientes en el Washington Hospital Center en Washington DC y es Presidente de la Sociedad Americana del Cáncer.
Tiene tres programas de radio diarios, tres programas de televisión semanales y además escribe para revistas y periódicos e Internet.

Más noticias

0 Comentarios