¿A Quién Representa El Senador Joe Lieberman?

El jueves 5 de noviembre y de nuevo el martes 10 fueron arrestados en las oficinas del Senador Joe Lieberman un grupo de activistas que favorecen la aprobación de una reforma de salud que incluya la llamada “Opción Pública”. La opción pública, con la ayuda del gobierno federal, daría a millones de personas la posibilidad de adquirir seguro médico a precios más bajos de los que ofrecen las empresas privadas.

Lo que motiva al grupo de activistas –todos miembros de “Mobilization for Health Care for All” (“Movilización en Favor de Cuidados Médicos para Todos”)- es que el legislador de  Connecticut ha amenazado con impedir que el proyecto de ley de reforma de salud sea debatido, y por tanto que pueda ser sometido a votación, si éste incluye la “opción pública”.

Las reglas del senado son tales que cualquier senador tiene el poder de impedir que un proyecto de ley pase a votación, con lo cual el proyecto muere. En el caso de Lieberman, un senador independiente que participa en las reuniones de los senadores demócratas, su razonamiento es que el déficit presupuestario del gobierno federal aumentaría con la “opción pública”. Muy interesante que piense así, considerando que cuando pretendió ser el candidato presidencial por el partido demócrata en el 2004, dijo apoyar la idea de un sistema que expanda los programas de salud financiados por el gobierno federal, a fin de crear un ambiente competitivo en la venta de seguros médicos.

Quienes apoyan la “opción pública” dicen que eso es precisamente lo que lo que ésta produciría. Añaden que sin duda la “opción pública” tendría un costo pero que sin un mecanismo para influir sobre el precio de los seguros médicos, estos costarán el doble en pocos años, inflando en progresión geométrica el presupuesto de los programas médicos que el gobierno ya financia hoy en día. Si Lieberman es tan conservador en el aspecto económico, ¿no le preocupa esto? ¿No será que hay otras razones atrás de su interés en parar en seco la reforma de salud?

Hasta el momento al menos, la literatura siendo considerada en el Congreso como posibles textos de la reforma de salud impediría que se rechace a un comprador de seguro “por condiciones médicas pre-existentes”, o que se limite sus beneficios médicos a una cantidad de dinero anual o sobre la duración de la póliza. Estas prohibiciones le costarían mucho dinero a las compañías de seguros. Y allí está otro detalle importante, además de la “opción pública”.

Las compañías de seguros están buscando la ayuda de amigos que las puedan proteger, y Joe Lieberman le debe gratitud a empresas del sector de salud, incluyendo algunas que ofrecen seguros médicos.

Según el “Center for Responsive Politics and OpenSecrets.org”, desde el año 1989 Lieberman ha recibido $2´600,000.00 en contribuciones de empresas privadas del sector de salud. Solo diez senadores actuales (de cien que conforman el Senado) han recibido más dinero de empresas de ese sector durante ese tiempo. Y solo en el 2009, Lieberman ha recibido $110,000 de parte de la compañía de seguros médicos Aetna. Por cierto, todo el dinero recibido es absolutamente legal y Lieberman no es el único senador que acepta donaciones. Para una lista completa de contribuciones de este tipo a nuestros congresistas en la Cámara de Representantes y en el Senado, visite http://www.opensecrets.org/capital_eye/health.php

Pero cualquiera que sean las motivaciones de Lieberman para amenazar con “matar” la reforma de salud, lo cierto es que según expertos, 3,600 personas mueren mensualmente en Estados Unidos por falta de seguro médico. Estas son más muertes, mes a mes, que las sufridas en los ataques del 11 de Septiembre 2001. Es más, cada 30 segundos una familia queda en bancarrota por cuentas médicas que no puede pagar. Puede ver más información al respecto en http://www.cnn.com/2009/HEALTH/06/05/bankruptcy.medical.bills/
Adicionalmente, en el estado de Lieberman, Connecticut, 300,000 adultos no tienen seguro médico. Tampoco lo tienen 53,000 niños.

Por todo esto, vale hacerse algunas preguntas: ¿A quién representa el senador Lieberman, a los residentes de Connecticut, ó a las compañías aseguradoras? ¿Importa que lo que haga Lieberman en el Senado de Estados Unidos no solo afecte a los ciudadanos de Connecticut sino a los de todo el país?

Los días que hubo protestas en la oficina de Lieberman, los manifestantes bloquearon la entrada sentándose en el vestíbulo y se negaron a salir hasta que el senador hablara con ellos. Fueron arrestados.

No tengo la menor duda de que muchos en Connecticut están orgullosos de ser representados por Lieberman. Tampoco tengo la menor duda de que muchos otros se avergüenzan.

Más noticias

0 Comentarios