Repentina muerte de Antonio Perdomo, gran maestro del voleibol cubano

El destacado entrenador Antonio Ñico Perdomo, uno de los grandes maestros del voleibol cubano, murió repentinamente este lunes en La Habana de un paro respiratorio, informó el telediario local.

El destacado entrenador Antonio Ñico Perdomo, uno de los grandes maestros del voleibol cubano, murió repentinamente este lunes en La Habana de un paro respiratorio, informó el telediario local."Considerado uno de los artífices de los grandes triunfos de la selección femenina cubana durante 40 años, Ñico dedicó su vida al desarrollo de este deporte, integrando el colectivo técnico de los equipos monarcas en los campeonatos mundiales de 1978, 1994 y 1999, así como los Juegos Olímpicos de 1992 y 1996", dijo la televisión, sin precisar su edad.Eugenio George, el mejor entrenador del mundo en el siglo XX, según la Federación Internacional de ese deporte, acudió a la funeraria de Santa Catalina, en La Habana, a dar el último adiós a su compañero de pedagogía deportiva."Perdomo era una de las grandes figuras, uno de los grandes constructores del voleibol cubano, uno de los principales factores en los éxitos de esa categoría de deportistas", dijo George a la televisión.Por su parte, Mireya Luis, tricampeona olímpica de ese deporte, lamentó la pérdida del "segundo padre", "es algo grande que se nos fue", dijo.

Más noticias

0 Comentarios