URGENTE Alerta de tsunami para Hawaii tras terremoto de 7.7 grados

Región opositora de Santa Cruz, el botín electoral más apetecido en Bolivia

El departamento de Santa Cruz, pulmón del desarrollo de Bolivia, se ha convertido por su peso político y económico en el eje de la campaña de la elección general de diciembre, en la que el presidente Evo Morales -favorito en las encuestas- buscará renovar su mandato.

El departamento de Santa Cruz, pulmón del desarrollo de Bolivia, se ha convertido por su peso político y económico en el eje de la campaña de la elección general de diciembre, en la que el presidente Evo Morales -favorito en las encuestas- buscará renovar su mandato.Fuertemente opuesto a Morales durante los primeros años de su mandato, el oficialismo ha percibido en los últimos meses que puede recuperar terreno en ese departamento colindante con Brasil.De hecho el domingo el mandatario hizo un recorrido en esta ciudad, algo impensable hace poco más de un año, cuando la fuerza de la oposición no le permitía visitar esa región.Santa Cruz aporta con el 29% al PIB boliviano, es depositaria de millonarias inversiones agrícolas y agropecuarias, y su liderazgo suele ser seguido por las cúpulas políticas y cívicas de otras cuatro de las nueve regiones del país.Con 370.600 km2 (más grande que Uruguay o Ecuador), concentra cerca del 23% de los votantes, superado por poco por La Paz, leal bastión del gobernante boliviano.Morales, según las últimas encuestas privadas difundidas por medios locales, acumula una intención de voto del 52% nacional, seguido a mucha distancia por el opositor de derecha Manfred Reyes Villa, quien apenas llega al 18%.Pero es Santa Cruz su talón de Aquiles: allí sólo goza del 25% de apoyo."Santa Cruz ha sido tierra de trabajo y paz y esperamos que siga siendo así a pesar de la campaña electoral que suele polarizar, porque además estamos viendo que el gobierno quiere controlar Santa Cruz", dijo a la AFP Luis Nuñez, presidente del Comité Cívico, conglomerado político-empresarial de oposición.Gabriela Montaño, principal dirigente del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) en esa región, señala que "mucha gente cree que Santa Cruz es de oposición; yo lo relativizo, porque hay mucha gente que nos apoya".Sin embargo, los pronósticos de la oposición auguran una derrota presidencial."Nuestros cálculos dicen que vamos a sacar el 60% de los votos en Santa Cruz; Evo (Morales) lo sabe, por eso no sale de Santa Cruz y está aquí en constantes campañas", declaró a la AFP el derechista Carlos Klinsky, candidato a diputado por el partido de Reyes Villa.Si la oposición logra un buen resultado electoral de Santa Cruz puede reponer en la agenda política boliviana las demandas regionales, principalmente de mayor autonomía política, legislativa y administrativa, frente al gobierno central que encarna el presidente Morales, consideran analistas.Pero si por el contrario la votación favorece al mandatario, podría significar la fractura definitiva del bloque rebelde que se ha conformado en los cinco departamentos, y que ha perdido fuerza en los últimos meses.Santa Cruz ha peleado en los últimos años por una autonomía económica y política, un anhelo compartido por los liderazgos políticos, empresariales y cívicos de los departamentos de Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca.Hasta septiembre de 2008 la fortaleza de esa oposición llevó a violentas protestas callejeras que pusieron al régimen de La Paz contra las cuerdas.Pero desde entonces las aguas se han calmado, e incluso el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas -considerado en su momento el principal opositor de Morales- pasó de la resistencia activa a una especie de equidistancia frente al gobierno y a sus aliados.Prueba de ello es su lenguaje: mientras que el año pasado Costas llamaba a Morales el "macaco menor", en la última semana lo llamó "mi presidente", lo que desencadenó la ira de los sectores más radicales de Santa Cruz.El giro de Costas no tiene una explicación pública, aunque analistas consideran que deriva de divisiones dentro de la oposición regional.Bolivia celebra el 6 de diciembre elecciones generales para designar al presidente, vicepresidente, 36 senadores y 130 diputados.

Más noticias

0 Comentarios