Régimen de facto de Honduras pide a Brasil que defina estatuto de Zelaya

El régimen de facto hondureño, que negó el salvoconducto a Manuel Zelaya para ir a México, pidió a Brasil que "defina el estatus jurídico" del mandatario depuesto, quien declaró que seguirá en la embajada brasileña como máximo hasta el 27 de enero, cuando acaba su mandato.

El régimen de facto hondureño, que negó el salvoconducto a Manuel Zelaya para ir a México, pidió a Brasil que "defina el estatus jurídico" del mandatario depuesto, quien declaró que seguirá en la embajada brasileña como máximo hasta el 27 de enero, cuando acaba su mandato.Zelaya, derrocado en el golpe de Estado del 28 de junio y refugiado en la embajada desde el 21 de septiembre tras volver al país del exilio, intentó viajar el miércoles a México con su familia, pero el régimen de facto de Roberto Micheletti le negó el salvoconducto a menos que pidiera asilo.El mandatario derrocado se niega a pedir asilo para salir del país porque eso implicaría renunciar a la Presidencia.El gobierno de Micheletti pidió el jueves a Brasil, que no lo reconoce como el resto de la comunidad internacional, que defina el estatuto jurídico que tiene Zelaya dentro de su legación en Tegucigalpa."El Gobierno de Honduras insta, una vez más, al Gobierno de Brasil a que defina el estatus jurídico con el que se encuentra en sus oficinas el señor José Manuel Zelaya", dijo la cancillería del régimen de facto en un comunicado.En tanto, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, dijo que el régimen de Micheletti busca mantener la crisis en Honduras para condicionar al presidente electo hondureño, el derechista Porfirio Lobo, al comentar el fallido viaje a México de Zelaya."El presidente Zelaya y su familia estaban listos para salir. El avión venía a Tegucigalpa desde México y de pronto se pusieron otras condiciones y otras exigencias", lamentó este viernes Insulza, en declaraciones a la Radio Cooperativa de Santiago."Todavía queda gente que no quiere una solución, quiere mantener las cosas duras hasta el final y condicionar con eso al presidente que llega (Lobo)", agregó Insulza en alusión a las trabas puestas por el gobierno de facto hondureño.Zelaya, cuya restitución en el poder fue rechazada la semana pasada por el Congreso hondureño, dijo que seguirá en la legación hasta el 27 de enero, día en que debe asumir Lobo."Seguro hasta el 27 de enero de 2010, que termina mi mandato. Sin embargo la posición mía es salir lo más pronto posible, lógicamente con el respaldo del gobierno de Brasil", declaró Zelaya la noche del jueves en comunicación telefónica con el canal Globo brasileño.Brasil también dijo que Zelaya deberá ir a otro lugar una vez que finalice su mandato constitucional."Él tiene plena conciencia que al terminar su mandato, él deberá seguir otro destino", declaró en Honduras Francisco Catunda, encargado de negocios de la embajada brasileña.Zelaya sostuvo que Micheletti pretendió extorsionarlo a cambio del salvoconducto, por lo que desistió de viajar a México.El frustrado intento de Zelaya lo colocó de nuevo como protagonista de la crisis hondureña, pero su futuro es incierto, pues el Congreso hondureño rechazó restituirlo y todavía no aprueba la amnistía para los involucrados en el golpe, que le devolvería la libertad de movimiento.La amnistía era parte de los acuerdos firmados el 30 de octubre entre Micheletti y Zelaya, que contemplaba también la formación de un gobierno de unidad y reconciliación nacional, que sigue sin ser conformado.

Más noticias

0 Comentarios