Recursos bajo control de Chávez se multiplicarán por siete en 2010

El poder de gasto del presidente Hugo Chávez será de USD 1.500 millones en 2010, mas de siete veces superior al de 2009, según el proyecto de presupuesto venezolano, que muestra la centralización de recursos, como por ejemplo los programas sociales, en la figura del mandatario.

El poder de gasto del presidente Hugo Chávez será de USD 1.500 millones en 2010, mas de siete veces superior al de 2009, según el proyecto de presupuesto venezolano, que muestra la centralización de recursos, como por ejemplo los programas sociales, en la figura del mandatario."El crecimiento del presupuesto del despacho presidencial se explica por el traslado a este organismo de los gastos de la mayoría de las misiones (programas) sociales, que serán directamente administradas por Chávez", explicó el economista de la ONG Transparencia Venezuela, José Ramón Morales.Mientras que en 2009 la presidencia tuvo un presupuesto de 209 millones de dólares (más créditos adicionales por otros 20 millones), en 2010 dispondrá de 1.504 millones de dólares, es decir un 638% superior.Un aumento neto de 638%, que rondaría 500% de considerarse la inflación, y del cual 1.287 millones estarán destinados a financiar programas sociales.Hasta 2009, programas de salud, educación o cultura dependían de diversos ministerios, pero en 2010 estos pasarán a manos del despacho presidencial."La decisión de Chávez de seguir concentrando funciones demuestra la poca confianza que tiene en sus ministros, pero hay que destacar que 2010 es año electoral y el presidente ha recordado en muchas ocasiones que quiere mantener el control del país", explicó el analista político José Vicente Carrasquero."Sólo actuando discrecionalmente para mostrar que las bondades de las misiones sociales provienen de él, Chávez podrá endosar su popularidad a sus candidatos", añadió.En septiembre de 2010 se elegirán nuevos diputados para la Asamblea Nacional (Parlamento), donde actualmente la oposición tiene una docena de representantes sobre los 167 que integran el organismo.Recientemente, Chávez subrayó que es necesario ganar al menos dos tercios de los escaños "para asegurar la continuidad de la revolución" y advirtió de que una mayoría opositora "haría leyes para sabotear al gobierno".De acuerdo con los analistas, la necesidad del presidente de ganar las parlamentarias lo llevaría a desoír las buenas prácticas internacionales que "recomiendan que el gasto social se lleve alejado de los centros de decisión política, para evitar la manipulación electoral", dijo Morales.Según el proyecto de presupuesto, Chávez no sólo controlará los recursos de los programas sociales. Su despacho contará con 60 millones de dólares para "transferencias a entes descentralizados" que no están desglosadas en el presupuesto, aunque sí se especifica su finalidad: "La construcción de la suprema felicidad".En el presupuesto de 2009 la presidencia contó con menos de dos millones de dólares para estos fines.En cuanto a los gastos propios del despacho y del presidente, el aumento con respecto a 2009 es de 50%. Mientras que en 2009 se destinaron unos 5,5 millones de dólares para la "seguridad, custodia y transporte aéreo presidencial", en 2010 se gastarán 8,3 millones para este fin.En los gastos del despacho se incluyen además 6 millones de dólares para viajes, 280.000 dólares para calzado y vestido y 145.000 dólares para productos de tocador.Aunque la cuenta es larga y detallada, dos gastos de gran envergadura vinculados con el mandatario se mantienen fuera del presupuesto del despacho presidencial: la Guardia de Honor, que custodia a Chávez, costará 8 millones de dólares al Ministerio de Defensa.Y la difusión mediática de la gestión presidencial, además del programa radial y televisivo "Aló, Presidente", costarán al ministerio de Comunicación otros 12 millones de dólares.El presupuesto de 2010 no ha sido aprobado en segunda discusión por la Asamblea Nacional, pero se espera que esto ocurra antes del 15 de diciembre.El economista José Manuel Puente no lo pone en duda: "Venezuela ha retrocedido en la descentralización presupuestaria y ha ocurrido algo preocupante: desde 2004, todos los presupuestos introducidos por el Ejecutivo han sido aprobados sin cambios por los diputados".

Más noticias

0 Comentarios