Recortes presupuestarios, empleados descontentos

El condado de Montgomery aprueba un nuevo presupuesto, pero los recortes implementados no son bien recibidos en todas partes.

El condado de Montgomery no se salvó de los recortes presupuestarios para el próximo año fiscal; y aunque los residentes y empleados gubernamentales reconocen que toca apretarse el cinturón. Algunos están bastante insatisfechos con los recortes que el concejo del condado propuso.“Quieren sacar dinero de los bolsillos de los empleados en vez de buscar otras alternativas de reducir los costos y gastos que existen en este condado”, dijo Mary Kay Canarte, miembro de sindicato.

La piedra en el zapato para la mayoría de empleados públicos son los recortes a los beneficios de salud y a los planes de retiro que están contemplados en el nuevo presupuesto, aunque estos no afectarán a los trabajadores de las escuelas públicas. Y es eso precisamente lo que incomoda a Orlando Benlizar, conductor de autobús de Ride-On.

“La moral de nosotros está por el suelo, todos los operadores de buses te dicen lo mismo, todos. Creo que nosotros merecemos un poquito más”, dijo Benlizar.

Pero la concejal Nancy Navarro dice que para favorecer a los residentes del condado, lamentablemente se tienen que sacrificar algunos beneficios de los empleados públicos.

“Restauramos fondos para servicios humanos, sociales, las bibliotecas, muchas áreas que estaban afectado a los residentes; este concejo tomó la decisión de restaurar esos fondos, pero para lograr eso tuvimos que ver el área de compensación, de sueldos y beneficios”, dijo Navarro.

En beneficios para los residente; restauraron fondos para Montgomery Cares, que son clínicas comunitarias para personas sin seguro médico, y se revivió el programa que permite que jóvenes menores de 18 años puedan usar los buses públicos gratis.

Por ahora, el presupuesto luce así: 56% de los fondos para las escuelas públicas, 35% para el gobierno del condado, 6% es para el Montgomery College, y un 3% para la Comisión de Planeación y Parques de Maryland.

De manera que el nuevo presupuesto no le agrada a todo el mundo, especialmente a algunos empleados del condado. Lo cierto, sin embargo, es que cuando se trata de recortes –según la presidenta del concejo—es imposible complacer a todo el mundo.

Más noticias

0 Comentarios